lunes, 1 de julio de 2013

II Ruta del Tremedal

Extremadamente divertida y dura, así se puede catalogar la segunda edición de nuestra "Ruta del Tremedal". Por segundo año consecutivo, acabada la temporada de maratones, acudimos a nuestra cita con el Tremedal para hacer esta exigente ruta por la Sierra de Béjar y Trasierra. Aunque con algún cambio en la ruta con respecto a la primera edición. Salida desde Gargantilla, en vez de Hervás, subida a La Garganta por la vertiente de Hervás, subida a la Hoya por Navacarro sin pasar por Béjar, y bajada del Tremedal por Solana para quitar terreno llano. El resto, todo igual, saliéndonos algo más de 128km y muy cerca de 3 mil metros de desnivel acumulado.

II Ruta del Tremedal


Si el año pasado fuimos siete los integrantes de la grupeta, este año logramos casi triplicar la compañía, ya que fuimos 18 los que nos juntamos: Daniel, Arroyo, Enrique, Pico, Willy, Paco, David, José Carlos, Jesús, Óscar, Samu, José Félix, Carlos, José Julián, Santi, Macías, Pachío y yo.. Esta claro que cuanto más dura es la ruta, más dificultades se le añade, más gente que se apunta. Estamos muy tontos.

Desde la piscina natural de Gargantilla, partíamos con algo de retraso y un calor ya en ciernes, estaba claro que nos iba a atizar de lo lindo, y con las prisas, ni crema solar, ni... banda para el pulso, como viene siendo costumbre últimamente, vaya cabecita. La cosa es ir a ciegas de alguna manera.

Macías subiendo Garganta.


El inicio de la ruta, bajada de 300m en bastante mal estado, con gran pendiente, lo que sería el final en alto del día. Paso por el pueblo con subida empedrada, bajada muy fuerte de hormigón, otra sorpresa reservada para el final, y ya por fin, carretera abierta hacia Hervás. Por la ladera, metidos en la arboleda, mucha sombra, humedad, repechones y pequeñas bajadas, rodando tranquilos hasta Hervás donde nos esperaban Arroyito y Dani que no habían encontrado Gargantilla.

Esperando en el cruce de Garganta.


Nada más salir de Hervás, primer rampón del puerto de La Garganta. En el primer kilómetro se encuentra una de las rampas más duras, ganas de bromas, pero primeros indicios que nos esperaba una buena. Subiendo a ritmo vivo, el grupo ya comenzaba a romperse y nos quedábamos unos 10 en cabeza, me ponía con Pico en cabeza y rodábamos a buena marcha hasta que a Pachío le chispó algún cable en la cabeza y atacaba con 120km por delante y más de 12 para coronar el puerto. Rápido abriría 80-100m y poco a poco un poquito más. En cabeza del grupo seguíamos igual, aunque Pico daba un puntito más, no mucho, pero lo justo para ir recortando a Pachío, el grupo seguiría perdiendo alguna unidad hasta al fin alcanzar a Pachío, momento que aproveché para irme un poco más atrás. El ritmo permanecía constante, daba igual si había rampas suaves o más duras, lo que daba una mayor exigencia en los rampones, donde poco a poco se iba soltando gente. Con el cambio de ladera y una rampa dura, las cosas se ponían feas en el grupo, en cabeza Arroyo, Samu, Pico y Willy, yo con alguna dificultad y alguno más haciendo la goma. Una nueva rampa y cedo un poquitín, me pasa quien creo que es Enrique, pero es Dani (en carretera va mejor que en btt), miro atrás y el resto se están soltando. Otra parte dura más y nos soltamos Dani y yo, aunque de la nada aparece Óscar y se mete en el grupo, me digo, "si Óscar puede entrar, yo también". Doy un acelerón y vuelvo a entrar, Dani se viene a mi rueda pero cede un poquito y le cuesta un poco más entrar. Un esfuerzo más y la pendiente rebaja, aprovecho para pasar delante y marcar ritmo, pero me dicen que levante el pie que esperemos a la gente, ya queda poco para el cruce y, aunque aún queda puerto, mejor parar en el cruce por si acaso alguien se pierde. Levantamos el pie, primer asalto y estamos en Moto1. Al parar, pronto llegan Pachío, Jesús, Ángel,... Llevamos al cruce y paramos del todo a la sombra. Ruedo por allí un poco y bajo a buscar a la gente, José Félix había pinchado.

Santi, Félix y José Julián coronando Garganta.


Nos juntamos todos y completamos el puerto a ritmo tranquilo, subo marcando el ritmo para que nadie se descuelgue, coronamos y bajada hacia Candelario. Han arreglado las zonas malas del año pasado, pero han echado arena y hay mucha arena y grava, que a veces te encontrabas en la mitad de la curva, aunque despacio, sin problemas. Llegada a Candelario, tramo empedrado, zona de transición hasta Navacarro, con repechos y toboganes y salida a la carretera principal para subir el puerto de La Hoya, segundo del día, aunque no deja de ser poca cosa. La subida se hizo tranquila, hablando, dando intensidad según lo daba el desnivel de las rampas, al final coronamos un grupo grande al ritmo que nos marcó Arroyo y Samu. Bajada rapidísima hasta Becedas y a por Tremedal.

Pachío corona Tremedal


Pequeña parada técnica en un pilón para recargar agua y alguno que tira hacia adelante, arrancamos despacito aunque pronto las cosas se ponen feas ya que arranca fuerte Samuel y abre un huequecito que Pachío no hace por salir. Acelero y me voy con él, rápido llegan Arroyo y Pico, nos quedamos cuatro en cabeza aunque el ritmo es fuerte, me cuesta seguirlos. En una de las numerosas curvas decido soltarme, he escuchado que viene gente por detrás y prefiero respirar y engancharme con ellos. Llegan a mi altura Willy y Dani y me meto a rueda. Willy va tirando a buen ritmo y aunque tarda un par de rampas y alguna curva, nos engancha de nuevo. Va tirando Arroyo y me lleva con lo justo, una curva cerrada y "anda y que les den", yo subo a mi ritmo. Detrás no viene nadie, ya subo a mi ritmo. Me sacan rápido 50-100m pero veo que Willy y Dani no van sobrados tampoco, Dani se suelta en la siguiente curva y Willy un poco más adelante. Eso me anima y tiro a por Dani. Por detrás veo que Enrique viene remontando, pero está aún lejos, por detrás creo que Pachío, José Julián y Macías, no acierto a distinguirlos a lo lejos en alguna curva. Mi ritmo es más fuerte que el de Dani y el de Willy, por delante Arroyo y Samu se han ido y se están medio soltando el uno al otro, Pico un poco más atrás, Willy a 25-30 segundos de mi y Dani a 10-20 segundos. Aprieto un poco más en las dos últimas curvas duras y engancho a Dani que se me engancha a rueda un rato hasta que se suelta. Tengo a Willy a 20-30 segundos ahora, pienso que lo puedo pillar si se relaja en el descansillo, pero nada me mantiene distancia. Iniciamos la subida final y paso de sufrir más, ya se que queda poco y me relajo para guardar fuerzas, ya faltando 200-300m para coronar, miro para atrás porque escucho un cambio y pienso que es Dani el que se está acercando pero veo que es Enrique y como se que me la va a intentar jugar... pues bajo 3-4 piñones y tiro fuerte para quitarle las intenciones abriéndole mucho hueco de nuevo y relajándome ya hasta a la cima. Aunque como es muy peleón, en cuanto me vio levantar, ahí que apretó de nuevo aunque faltaran 50m para coronar. jeje! Poco a poco fueron llegando el resto, Dani, Pachío, José Julían (que ayer estuvo tremendo), Macías, Carlos, Paco,... Esta vez, Óscar fue al que le tocó pinchar, definitivamente, no es su puerto Tremedal.

En la cima de Tremedal


Reagrupamiento, foto de familia y para abajo, aunque la bajada no es de recuperar mucho. Desde Los Loros, donde acaba la parte pronunciada hasta llegar a la nacional, es una emboscada con muchos repechones donde el grupo se rompe y hay gente que se queda atrás. Hay pasos por pueblos en los que es fácil perderse y me quedo a esperar a los dos últimos. Al llegar a la nacional, veo que el grupo ha tirado para adelante, vaya tela. Se han quedado esperando José Félix, Carlos y Santi, por detrás llegan David y José Cárlos y los esperamos para que no suban Tornavacas sólos porque daba mucho viento de cara y quedarse sólos ahí... Tiramos tranquilos José Félix, Carlos y yo, y al final se sueltan en el repechón duro final. Esperamos un poco arriba y para abajo, en la bajada nos estaban esperando Macías, Pachío y José Julián. Bajada tranquila y a por Honduras.

En la cima de Honduras, fin de fiesta.


En el inicio del puerto nos paramos hasta que llegan los José Carlos y David, que habían bajado más despacio y a subir el eterno Honduras, cerca de 40 grados, poco viento en el callejón de inicio, "esto va a ser muy largo". Comienza a tirar Santi, al principio me parece un ritmo cómodo, pero pronto deja de parecérmelo, las piernas duelen en el arranque del puerto, temo por momentos que me vaya a soltar. El resto ha empezado más tranquilo y no hay nadie al que me pueda reenganchar sin soltarme de Santi si me tomo un respiro. Me fijo que va muy atrancado, yo no voy todo lo suelto que quisiera, pero sí más ligero que él. Alcanzamos a Carlos, que había empezado un poco antes que nosotros y seguimos el camino. Me sigue haciendo sufrir durante 1km o así pero en una rampa un poco más dura levanta el pie, le paso y mantengo el ritmo, vemos a Enrique por delante, esto va a ser supervivencia. Tiro un poco de Santi y pienso que como me pase, me suelta, sin embargo en un momento me doy cuenta que se ha soltado, "bueno, un poco de tranquilidad". Sigo subiendo y veo a Dani por delante de Enrique, pienso que los voy a pillar enseguida, pero me cuesta mucho más de lo esperado. Al final pillo a Enrique y me dice que va desconectado, no me sigue. Pillar a Dani me cuesta bastante más, antes veo en una curva  que viene alguien, me parece ver a Macías porque viene todo despechugado, "bufff, de dónde viene, con todo lo que queda me va a fundir". Continúo un poco más, llego hasta Dani al momento nos coge José Julían, que era el que venía y pasa a tirar, joe, cómo va. Me voy con él, suelta a Dani y nos mete 3-4 metros, me tengo que esforzar para cerrar el hueco pero me engancho y salvo el momento. José tira un rato y le paso a algún relevo pero cuando pasa él va más fuerte. Vamos juntos durante 2-3km pero en una curva veo que viene Félix y doy un puntito más, no para soltarlo, si no para que Félix no nos pillara fácil. Me sorprende que José se quede cuando me llevaba justo, cosas de la cabeza. Me encuentro a Óscar, Jesús y Paco en un caño de agua, sentados a la sombra, Paco me echa agua, la verdad que voy seco y apetecía, pero como pare ahí lo mismo no subo. Continúo, Félix hace lo mismo, "la madre que..." Venga, a regular hasta arriba, ya se que me va a pillar, que al menos esté fresco. Me pilla pero no viene muy sobrado, no tiene ritmo para soltarme, nos ponemos a hablar, ya no queda nada cuando vemos a Pico y a Willy en un pilón, este es el último, aquí sí que paro, se lo digo a Félix y él también va a parar. Llegamos justo cuando ellos se marchan. Estamos allí un buen rato refrescándonos, rellenando bidones y para arriba. Salgo antes que Félix pero lo espero para acabar juntos. Ya casi al final, Arroyo y Samu vienen de vuelta que están bajando a buscarnos, nos juntamos los cuatro y llega Enrique, así coronamos los cinco. Larguísimo Honduras. Esperamos arriba largo y tendido, bajo dos veces a buscar a gente y de vuelta a la cima, reagrumamiento final y bajada hasta Hervás y continuación hasta Gargantilla. Ruta finalizada.

Finalmente 133,1km y 3.057m de desnivel, rutón de los buenos, precioso recorrido, paisajes magníficos y gran compañía. Que bueno es el ciclismo entre amigos. Un bañito en la piscina natural, comiendo tirados en el cesped y comentando las mejores jugadas,... casi como nuevos para volver a Cáceres.

No hay comentarios: