viernes, 7 de diciembre de 2012

Carrera del pavo. Trujillo.

Hay momentos, que aunque sepas van a llegar, parece que por una cosa u otra se van retrasando en el tiempo, se acercan y se alejan, se acercan, y se acercan, pero no se acaban de dar las condiciones necesarias para que puedan llegar. Sin embargo, cuando llega la ocasión, se tiene la convicción de que no se va a escapar. Eso pasó el domingo pasado, el día en el que los sueños comenzaron a hacerse realidad.

Un año de trabajo, mucho esfuerzo, muchos problemas, caídas, lesiones,... muchas carreras, algunas muy buenas. Hace un año me embarcaba en uno de los retos más ilusionantes que he tenido, ser el guía de dos grandes amigos en su camino por alcanzar sus metas. Mucha ilusión, mucha confianza, mejoras, progresiones, convencimientos,... acotar el cerco. Una categoría que se complica año a año, rivales cada vez más duros y en mayor número. Sabía que llegábamos al comienzo, días previos con la tranquilidad de haber identificado el momento. -"Se va a conseguir, el podio es vuestro"-. Y sí que lo fue, segundo y tercero. Se escapó el pavo, aunque por los pelos.

Muchas felicidades, os lo habéis ganado.


Mi más sincera enhorabuena a dos grandes ciclistas, dos grandes compañeros, dos grandes amigos. Francisco Ávalo (Pachío) y Ángel Macias, que tras un gran trabajo durante todo 2012 lograron alcanzar el primer paso para alcanzar sus metas, un golpe de moral, un subidón de autoestima y la demostración de que ellos pueden. Muchas felicidades, os lo habéis ganado. 2013 será un buen año.

LA CARRERA DEL PAVO:

A medio camino entre una prueba de XC y XCM, la Carrera del Pavo de Trujillo constaba de un circuito de cerca de 11km, con zonas de pistas, senderos, pedregales, toboganes,... al que había que dar 4 vueltas. Si bien podría parecer una carrera de XC, la escasa dificultad técnica (salvo un pequeño tramo) la hacía que se corriera como en una prueba de XCM, rodando en grupos, siempre en plato grande, medias altísimas,...

Entre unas cosas y otras, prácticamente no calentamos, salvo 4-5 minutos antes de la salida, algo bastante perjudicial para los intereses de la carrera y especialmente peligroso para la salud. Casi a bote pronto, colocados en la salida, todas las categorías juntas, por delante, Macías y Pachío, justo por detrás, Dani (mi joven pupilo de la Escuela de Ciclismo Cáceres Bike), el resto de la Escuela (mascotas, benjamines y alevines) tenían circuito propio y ya estaba dando vueltas por él. Todo listo para arrancar, y allá que vamos.

ESCUELA DE CICLISMO CÁCERES BIKE


En la mente, salir agrupados e intentar llegar juntos hasta donde fuera posible, algo que se torcería en la segunda o tercera pedalada. Al hacer fuerza para salir disparados, la cadena me pega un trallazo y se me sale por fuera del plato, por suerte, no había salido en primera fila y sólo son los infantiles los que tienen que esquivarme. Sin ponerme nervioso y sin bajarme, bajo de plato en el pulsador y pedaleo muy suave para que la cadena vuelva a su sitio, en primer momento me baja al plato pequeño y subo al plato grande, todo en su sitio, levanto la cabeza y veo que los primeros están ya en el final de recta, me he quedado el último, toca remontar.

Bien colocados en cabeza.


Intento arrancar a tope, pero es peligroso, hay muchos infantiles que se van cruzando, tocándose unos con otros y tengo que ir con cuidado al adelantar, aún así, voy encontrando sitios y puedo progresar antes de las dos curvas cerradas de entrada a los caminos. Adelanto a casi todos en la primera subida y corono el primer repecho alcanzando a Enrique (que la btt no es lo suyo) y entrando ya entre las últimas unidades de la carrera de adultos. Zona rapidísima, nueva subida y alcanzo a Dani, le cedo rueda y se viene detrás de mi un rato, coronamos otro tobogán y ya veo la cabeza en al fondo, Pachío y Macías van 4º y 5º, pegados a los primeros, seguidos por un grupo de 14-15 unidades que se va estirando. Aprieto más en la bajada y voy pasando a más gente, en el grupo cada vez aparecen más huecos pero ya voy llegando a la cola.

Remontando en la primera vuelta.


Al final de la primera zona rápida, alcanzo al grupo pero el inicio de una subidita por sendero me sienta fatal y ya no sólo no progreso si no que pierdo algún metro. Bajada sinuosa por sendero en la que recupero y vuelvo a la cola, el grupo se ha estirado más y se está rompiendo. Llegamos a la primera zona complicada de agua, adelanto a uno justo antes de entrar y me coloco en paralelo de otro pero a este se le va la bici y me hace tener que irme hacia la pared donde tengo que poner pie para no llevarme las piedras. Me cuesta arrancar de parado en el barro y se me va el grupo, de ahí en adelante ya sólo iré pillando a gente suelta.

Dani liderando la categoría "Infantil".


En la siguiente zona de sendero pude enganchar a 2-3 más y superarlos entre la subida larga y las zonas de agua anteriores a la calleja final, al fondo veo un grupo de 5-6 en el que va Macías, intento tomar referencia con la función Lap del Garmin, pero no veo nada por el barro, me sacan alrededor de minuto y medio, entre medias cuatro o cinco descolgados más, por delante de ellos se que va Pachío con alguno más, pero ni los veo ni se cuántos son. Entrando en la calleja final, alcanzo a otro Máster y lo paso, también me quedo muy cerca de Rubén Morcillo y a un chico de Quintana a los que cogería poco después. Podemos ir juntos un momento en el que vamos a relevos fortísimos, creo que me va a soltar, pero al final es Rubén el que se queda. Por delante veo a Menene, a un chico con la equipación del Gios, a Álvaro con la equipación del Extremadura y tiro a tope a por ellos, Álvaro se aparta después de la subida larga y me voy a por los otros dos que los alcanzo en la calleja final donde voy muy ràpido sobre las piedras, supero a los dos y abro hueco. Al paso por meta me dicen que voy 10mo y Dani me dice que ha quedado tercero en Infantil, que alegría, su primer podio. Muchísimas felicidades desde aquí. Me hace pedalear con más ilusión en lo que queda de carrera.

Pachío con Arroyo, Luis Ignacio y Tejedor. CALIDAD.


En el inicio de la tercera vuelta no veo a nadie por delante, sólo a Menene persiguiéndome de cerca por detrás, va fortísimo en las zonas de pistas y me recorta en media vuelta los 20-30 segundos que le había sacado en la calleja. Se que me va a coger y como no tengo delante nadie a la vista, prefiero guardar un poco para cuando llegara a mi altura poder seguirle. Por suerte, no pudo pillarme hasta después de la subida larga y en los siguientes tramos no sólo le pude pillar rueda si no que nos pusimos a relevos duros, al fondo había visto a otro e íbamos a por él. Menene va muy fuerte donde puede dar pedales, me lleva con el gancho, pero en el barro le cuesta y me da tregua, lo justo para llegar a la calleja final donde me cede el paso, le digo que haga lo mismo que yo, que me siga, pero al llegar al final veo que no viene detrás, se ha quedado mucho, una pena porque podríamos haber caminado bastante más en la última vuelta.

Ahí queda eso.


Última vuelta, y donde antes veía un punto negro al fondo, ahora es un ciclista bien formado a poco menos de un minuto. Fuerzas renovadas durante los últimos 11km, metro a metro le recorto, de la primera zona técnica salgo ya a menos de 30 segundos, pero sabe que estoy ahí y aprieta más en la subida. Se que por detrás tengo a Menene, pero me obligo a no mirar para atrás, sólo quiero concentrarme en pillar al que llevo delante, aunque sepa que es Senior y lo que viene por detrás es un Máster. En la zona de los puentes, veo a Vecino por delante del Senior, pienso que con un poco de suerte igual adelanto dos puestos si llego hasta ellos.

2ª Vuelta y Dani con Pablo y Briatore. Eres un crack.


Entramos en la zonas de callejas y ya tengo al Senior a menos de 20 segundos, Vecino a otros tantos por delante de este. Aunque se entremezclan con los doblados, estos nos van dejando pasar y no interrumpen, en una curva veo a Menene muy cerca detrás de mi, demasiado tarde para él, ya estamos llegando a la calleja final. Echo el resto en el último tramo rodador y a bloque por las piedras, el Senior no va tan fino y me echo encima de él cuando entramos en la última parte estrecha, ya no pudo pasarlo, pero tendré una oportunidad al sprint, me veo fuerte. Salimos de la calleja y alcanzamos a Vecino, hemos salido los tres juntos, pero no hay posibilidad de adelantar, la meta la había colocado tras una puerta y dos curvas cerradas, intentamos jugar los tres, pero no era posible meter la rueda lo suficiente sin poder provocar una caída y acabamos como íbamos. 10º de la general (4º Máster 30) y una noche de hotel para disfrutar de Trujillo con mi señora. Lo curioso es que el 8º y el 9º no tenían premio y yo metiéndoles la rueda y ellos cerrando. ¡Que cosas! También gracias a la salida de cadena, sin ella, creo que hubiera podido quedar 8º, el 7º, Macías, hubiera sido inalcanzable para mí igualmente, hubiera estado con ellos en la primera vuelta, pero creo que me hubieran soltado, iban muy fuerte.

Toda una carrera persiguiendo.


Retomo el aliento y veo a Pachío y Macías sonrientes, pregunto, y 2º y 3º en Máster 30 el podio estaba hecho, una gran alegría. 3º y 7º en la General, un carrerón por parte de todos. A Pachio le había pasado lo mismo que a mi, llegó a meta con Tejedor y Luis Ignacio, dos grandes, y se encontró con la meta de sopetón y no pudo disputar la victoria. No había arco, no se veía donde acababa hasta tenerla encima, tampoco nos habían dicho donde era, el único fallo de una carrera muy bien organizada y una bonita fiesta para disfrutar del ciclismo en todas las categorías. Bonita iniciativa, gracias a la Escuela de Ciclismo Francisco Pizarro por hacerlo posible.

Ahora, a seguir preparándose para una temporada 2013 cargada de retos, tendremos que seguir mejorando, ya conocemos el camino, ya sabemos que se puede, daremos la cara al máximo.

No hay comentarios: