martes, 4 de septiembre de 2012

Madrid Xtrema "Por Parejas".

El pasado fin de semana, junto a mi compañero de equipo y amigo, Pachío, me fui a Madrid, concretamente a Chinchón, a disputar la prueba Madrid Xtrema, pero esta vez no como Máster 30 en el Open de España como en Camino a la Perdición, si no para hacer algo distinto, correr en la modalidad "Parejas". Una bonita forma de dar prácticamente por concluida la temporada, y una motivación para seguir manteniendo ligeramente la forma y seguir entrenando.

Para la cita, Pachío llegaba un poco falto de competición debido a la lesión que sufrió en el Open de Extremadura de XC en Jeréz, aunque ya en buen momento de forma. Por mi parte, todo lo contrario, pasado de vueltas por toda una larguísima temporada, estancia en los Pirineos,... Con muchísima resistencia, pero falto de punch. Un nivel bastante similar entre ambos, uno por un motivo y otro por otro, pero lo justo para hacer un equipo sólido, capaz de afrontar con muchas garantías los 100km de constaba la prueba. La reducción de 20km por parte de la organización por el riesgo de incendios, no nos vino muy bien, hubiéramos preferido una carrera por encima de las 5 horas y poder aprovechar mejor las cualidades y momentos de forma de los dos. Aún así, con muchas ganas de hacerlo bien y con el Top5 o el podio en la mente.

Tras haber viajado el sábado, recoger dorsales, dar una vuelta, saludar a amigos, cenar, dormir en Ocaña,... Llegamos a la zona de salida, junto a la explanada del Castillo de Chinchón, hoy somos un ejercito ciclista a la toma de la fortaleza, sin armas, sólo ilusión, sólo entrega, nuestras bicicletas, nuestra fuerzas, nuestro compañero. Pachío y yo hemos llegado pronto, con tiempo suficiente para montar las ruedas, comprobar que todo está en su sitio, saludar a compañeros y amigos, rodar un poco para activar la musculatura. Va a ser difícil calentar, casi desaconsejable, se tiene previsto estar un buen rato parados en los cajones de salida, hace mucho frío, mucho viento, romper a sudar antes de la salida podría ser nefasto.

Cientos de corredores se dieron cita en Chinchón.


Saludamos a Dani  Muñoz (Km0), a Antonio Blanco (Almendralejo), a Ana Casado (Gr-100), a David García (Team Rueda), a Fiden (Montehermoso), Extremadura no teme al Infierno, todos buenos bikers dando presencia al ciclismo de nuestra región. Pedro Romero y Alejandro Díaz (Gr-100), nuestras mejores bazas, están concentrados con el grupo Pro, hoy es un gran día para ellos.

Empiezan a llamar a los corredores, que se van colocando por categorías bajo el arco de salida, van los Pro, Sub23, Máster, Féminas,.. todas las categorías del Open de España. Las categoría "Parejas" y el resto de cicloturistas detrás de ellos. Hay muchísima gente, muchísimas parejas, alrededor de 50 nos han dicho, algunas con muy buena pinta, vamos a tener que apretar bien.

Todo listo para empezar.


Atentos, concentrados, nos colocamos en la parte delantera de nuestro "cajón", segunda, tercera línea. Desde nuestra posición, vemos como salen los corredores del Open de España, levantando una enorme nube de polvo, nos alegramos de que hayan separado las salidas. En esa nube y con tanta gente, nos hubiera costado controlar nuestra carrera. Pasan varios minutos, el polvo en suspensión desaparece, suena el silbato,  nos deseamos suerte, y allá que salimos pitando.

La salida es rápida, nerviosa, no desmerece a la de cualquier otra maratón. No salimos muy bien, tenemos algún problema para encontrar hueco, los ciclistas que hemos tenido delante no han sido muy rápidos y enseguida nos vemos superados por mucho a ambos lados. Toca ser decididos, estamos sobre el puesto 30-40 al salir de la explanada, aprovechamos bien el curveo y avanzamos antes de entrar en las calles del pueblo, ahí, seguimos progresando, da mucho viento de cara, nos colocamos entre los 20-25 primeros y ahí nos quedamos protegidos del viento. En cabeza aparecen dudas, no llevamos moto que abra carrera y nos sabemos por donde es, lo que provoca un pequeño parón y la llegada de otros muchos ciclistas a la cabeza, hay gente que a voces va dirigiendo al pelotón, volvemos a estar sobre el puesto 40 al salir a la carretera en la que se toman los senderos. Empezamos a progresar de nuevo, vemos la entradas al camino y apretamos para adelantar y situarnos en cabeza, alrededor del puesto 25, ya en el camino, primer intento de fuga de la pareja del Bicicletas Salchi, seguidos de otros bikers, hay que estar ahí y aceleramos para irnos en ese grupo de 15-20. El viento sigue siendo fuerte, separados por 4-5 posiciones, Pachío por delante, yo cerrando el grupo ahorrando el máximo de fuerzas.

Salida de la prueba.


Empiezan a soltarse corredores, cada vez escucho menos ruedas detrás mí, por delante también se empiezan a cortar. Un giro a la derecha y primer repecho, corto pero duro, ha pillado a todos por sorpresa, por suerte, al ir detrás me ha dado tiempo a cambiar y logro subir más que los que tengo delante hasta alcanzar la rueda de mi compañero, a su altura, me tengo que bajar, de él para adelante y por detrás de mi, ya todos van así, unos por ir aún con el plato cargado y otros por encontrarse el atasco. Arriba, látigo muy fuerte y en cabeza se van dos parejas con otros pocos ciclistas, con unos metros de ventaja, después, otro grupito de 5-6, entre los que nos encontramos nosotros. Primera bajada complicada, por sendero. Mucho polvo, muchos nervios, muchos botes en el suelo, vamos juntos, avisándonos de las dificultades, rapidísimos.

La carrera se estabiliza, empezamos coger a gente del Open, vamos pasándolos sin perder de vista a la pareja que llevamos delante, los ganadores finales, la pareja Ciclos Coca. Entramos en unos callejones estrechos, muy bonitos, muy sinuosos, divertidos, técnicos. Los Ciclos Coca nos van haciendo tapón, hasta ahora habían ido un poco más fuerte que nosotros, pero aquí nos están reteniendo. Casi al final del callejón, uno de ellos rompe la cadena, les pasamos y nos colocamos en segundo lugar. Los Bicicletas Salchi se han marchado en este tramo. Otra pareja se nos ha echado encima y comenzamos a pasarnos y repasarnos. Vamos muy parejos. Adelantamos a Ana y le damos ánimos para lo que le queda de carrera. Seguimos a tope por las numerosas encerronas, entre la vegetación, bajadas, subidas, más subidas... Llegamos al km20, primer avituallamiento, vamos cuatro parejas juntas. Los Ciclos Coca ya están de nuevo con nosotros, junto con los Mtb Tielmes y Cárnicas Merino. Los Bicicletas Salchi coronan el primer "puerto", cuando el grupo que nos hemos juntado estamos empezando el tramo final. En la subida, se van los Ciclos Coca y se queda los Tielmes. Bajamos rapidísimo los otros cuatro pero ya no enganchamos.

Duras rampas a lo largo del recorrido.

En un paso subterráneo, me quedo bloqueado y Pachío se va con la otra pareja, pierdo unos segundos hasta pasar y encuentro atascos en el valle, tardo en adelantar y llegar hasta Pachío. Llegamos al "muro" del km30, una pared imposible, tenemos la pareja muy cerca, nos han sacado entorno a un minuto, van pateando, al igual que todos, nos encontramos con Antonio, coronamos, varios toboganes y al volver a la pista, nos encontramos que los Mtb Tielmes han subido por la pista forestal paralela a la zona de pateo, recuperándonos lo que les habíamos sacado, más metiéndonos un poquito más. Los perseguimos hasta meta, se lo comunicamos a los jueces y pasan de nosotros, los tenemos que adelantar en carrera.

Tras el paso por meta, nos encontramos a los Ciclos Merino en el avituallamiento, ellos salen antes que nosotros, allí también está Sergio Palomar, compañero de la revista Ciclismo a fondo. Se viene con nosotros, nos juntamos un buen grupo, junto con la 4ª clasificada fémina y varios más. El viento es muy fuerte de cara, a favor, de cara, costado, en grupo avanzamos mucho, bajadas, repechos, otra bajada, llanos rapidísimos, donde adelantamos a los Mtb Tielmes otra vez y pasamos a los Ciclos Merino arreglando a una avería. Vamos terceros de nuevo.

Una gran lucha en la modalidad por "Parejas".

Perdemos a Sergio, pero se viene con nosotros la fémina, vamos alcanzando corredores, nos juntamos un grupito bueno al paso por Villaconejos, vamos a buen ritmo, pero le pido a Pachío que de un puntito más, sin idea de soltar al resto y caminar juntos, pero es una subida tendida y los soltamos, una subida más y arriba le pido que apriete a tope hasta la cima e inicio de la bajada. Adelantamos a más corredores, nos metemos en la zona del cañón, con toboganes sucesivos, bajadas vertiginosas que se sucedían con paredes que se subían con la inercia salvo algunas pedaladas, algunas teniendo que patear. Vemos a los Bicicletas Salchi los tenemos muy cerca, no más de 2 minutos.

Pasamos el primer tramo y alcanzamos a Fiden, quién nos ofrece un poco de aceite para nuestras secas cadenas, que estaban ya al límite, perdemos poco más de un minuto, pero ganamos en seguridad hasta el final, desde aquí nuestro agradecimiento. Nuevos toboganes, una subida más, último avituallamiento y a por todas. Tiramos con lo que tenemos hasta el inicio de la subida final, abandonando por la derecha la buena pista que llevamos, pasamos por otro túnel bajo la carretera, con enorme escalón para salir, y para arriba. Escuchando la megafonía, adelantando a algún corredor apajarado, entusiasmados por el final. Vemos a los Bicicletas Salchi coronando, nos queda un buen trecho para subir, los tenemos tan cerca, pero se nos está acabando el recorrido. Un último esfuerzo.

Juan Pedro Trujillo, vencedor de la Madrid Xtrema 2012.


Entramos en la zona del castillo, ellos están pasando el arco, a nosotros nos queda dar la vuelta, no hay nada que hacer, a relajarnos, a recobrar el aliento, y entrar con buena cara. Hacemos el tramo final, pasamos por el arco, bordeamos el muro y entramos en meta, felicitándonos el uno al otro, levantando las manos, que carrerón, que buen recorrido, que divertido todo. En meta, aparecen más parejas, ¿de dónde han salido? Habrán abandonado. Preguntamos en meta, hay mucha confusión, los Ciclos Coca, que habían ido primeros casi media carrera, nos dicen que son terceros, no puede ser. Nosotros cuartos, no, cuartos los Bicicletas Salchi, imposible, estos se habían escapado de salida y solo los había podido adelantar los otros, los jueces pasan de las parejas. Nadie dice nada. Nosotros lo tenemos claro, terceros a 13'28'' de la pareja de los Ciclos Coca, los verdaderos ganadores, la pareja de los Bicicletas Salchi la tuvimos cerca, pero finalmente llegaron 3'13'' por delante de nosotros. Una gran carrera por parte de ambas parejas. Muy buenos rivales.

Muchas quejas ha recibido la organización, nosotros conocemos todas las dificultades que tiene llevar a cabo un evento así y agradecemos el esfuerzo de sus promotores. Nosotros no tenemos quejas del recorrido, muy bueno, digno de una prueba Open de España, con el marcaje y los avituallamientos no tuvimos problema, fuimos siempre dentro del trazado, siempre tuvimos agua, bebidas deportivas, geles,... Pero el control fue inexistente, si ningún paso de control en todo el recorrido, ese nos parece un hecho muy a mejorar.

Todos los campeones del Open de España XCM.

Nuestra valoración, acabamos encantados del formato, no habíamos corrido nunca en la modalidad "Parejas" y acabamos encantados, una experiencia a la que animamos a todos.

También, felicitar a Pedro Romero por la consecución del Open de España de XCM, tercer campeonato que viaja para Extremadura, después de las conquistas de Alejandro Díaz de la Peña en las dos últimas anteriores. Muchas felicidades, suerte y ánimos para el gran reto que tenéis en apenas unas semanas.

FOTOS. RAFA CARBONERO. ACCIÓN TR3S

Desde aquí, mi felicitación y agradecimiento a Pachío (Francisco Ávalo), menudo carrerón que se pegó, siempre con un punto por encima mío, llevando el peso de la carrera y acabando con fuerzas pese a la falta de competición. En Monfragüe tiene que dar la sorpresa.

No hay comentarios: