lunes, 30 de julio de 2012

Ruta de Los Lagos. Saint Lary-Soulan

La "Route des Lacs" es probablemente una de la más bonitas que puede realizarse en los Pirineos. Muy cerca de España, en la carretera del "Tunel de Bielsa", un desvío a la derecha nos introducirá en un encajonado valle que en continuo ascenso nos dará acceso a los maravillosos lagos: Cap de Long, Lac d'Oredon, Lac d'Aumar, Lac d'Aubert,...


Dejando atrás el azul de los lagos, cambio radical de panorama para dos nuevas ascensiones más, ambas con historia ciclista detrás, Piau Engaly, dónde Fernando Escartín pudo alzar los brazos de una vez en el Tour de Francia en un épico ataque desde muy lejos de meta, y Pla d'Adet o Saint Lary-Soulan, donde un batallador Tony Rominger hizo una de sus grandes apuestas contra Miguel Indurain.


Una ruta muy bella, muy dura, y con historia ciclista, qué más se puede pedir. No te la pierdas.


"RUTA DE LOS LAGOS."
DATOS TÉCNICOS:

Distancia aproximada: 107Km
Ascenso aproximado: 3377m
Descenso aproximado: 3377m
Tiempo estimado de pedaleo: 6-7 horas
Ciclabilidad: 100%
Dificultad física: Alta.
Dificultad técnica: Media/Alta

PERFIL:

Nos desplazamos a la famosa localidad de Saint Lary para dar comienzo a la magnífica ruta que tenemos por delante. Una ruta de más de 100km y cuatro duras ascensiones, una larguísima y dura subida al Cap de Long, una corta y explosiva ascensión al Lac d'Aumar, un esfuerzo más suave y constante a la estación de esquí de Piau Engaly, y para finalizar, la temible y explosiva escalada a la estación de esquí de Pla d'Adet.

Saint Lary.
El inicio de la ruta parte del centro de Saint Lary, en la Pl. du Telephérique tomando, la Rue du Corps Franc Pommies en dirección sur hacia España, siguiendo las indicaciones a Piau Engaly, Tunel de Aragnouet/Bielsa, Route des Lacs,...ya que los primeros kilómetros de esas tres ascensiones tienen el mismo comienzo.

Galerías en la parte inicial.
Sea cuál sea la primera subida que elijáis de esas tres, tendrá unos primeros kilómetros muy llevaderos, por una carretera con muy buen firme, que desliza la bicicleta sin ningún tipo de problema, lo que hace estos primeros minutos de esfuerzo, muy fáciles y que nos permitan entrar en calor antes de ponernos con rampas más serias.

Ermita de Fabian.
Durante 10km iremos pedaleando por la D929 con desniveles medios muy suaves, alrededor del 3%, con muchos falsos llanos, llegando incluso a algún tramo descendente. El paso por el cruce de Tramezaigues tal vez sea el tramo de mayor dificultad de esta primera parte.

Route des Lacs. Cambio de asfalto.
Con 9 kilómetros de pedaleo, nos encontramos con la localidad de Fabian, donde la carretera comienza a picar más para arriba, pasamos junto a su hermita, y antes de salir de la pequeña localidad nos encontraremos con un cruce. Hacia la izquierda, por la D118,  a Piau Engaly y España, a la derecha, nuestro destino, la Route des Lacs.

Asfalto rugoso que agarra.
Nada más dejar atrás Fabian, cambiamos de panorama, dejamos el amplio valle y la buena carretera por la que íbamos, y nos introducimos en un encajonado valle por el que pedalearemos sobre un rugoso asfalto que nos planteará un durísimo esfuerzo hacia el paraíso.

La carretera se pierde en la pared.
El paisaje y el asfalto no son los únicos que sufren un cambio al adentrarnos en el valle, la pendiente, hasta ese momento llevadera se convierte en kilómetros sostenido al 7-8% sin apenas descansos. Pese a las dificultades del terreno, la belleza del paisaje hará que nos olvidemos en algunos momentos de nuestro esfuerzo, las curvas nos permitirán contemplar el precioso valle que estamos dejando atrás.

El valle a nuestras espaldas.
Cada vez que vamos ascendiendo, el agua, la arboleda, las curvas,... irán tomando más protagonismo, aparecerán las cascadas, los muros de piedras, las curvas de herraduras, y más curvas de herraduras, y más curvas de herraduras,... que en algún momento nos hace pensar que estamos pedaleando en un bucle infinito, el mismo símbolo que parecen dibujar las curvas en la montaña escarpada.

A vista de ciclista.
Una vez pasada la zona de curvas, el muro del Lac Cap de Long aparecerá imponente al fondo, en todo lo alto, incrustado en las montañas, mimetizado entre las grandes rocas. A nuestra derecha, el azul del Lac d'Orédon, que auténtica maravilla, que auténtico placer.

Último tramo del Cap de Long.
Estamos en los últimos 4 kilómetros, dos de ellos durísimos al 8% con rampas por encima del 10%, y otros dos con descansos, rampas más suaves, con incluso una pequeña bajada que nos dejará justo al tramo final, las últimas herraduras, escaleras hacia el Cap de Long que nos ofrecerán un último desafío antes de maravillarnos con el inconmensurable placer que nos supondrá contemplar el lago y su entorno próximo y no tan próximo, a más de 2 mil metros de altitud.

Lac Cap de Long.
Una vez arriba, momento para recrearse, comer y beber algo, sentarse en la orilla, o en la terraza del bar que hay junto al embalse y de nuevo en marcha para continuar con nuestra ruta hacia nuevos lugares de incalculable valor, tanto natural como turístico o deportivo/ciclista.

Lac d'Orédon.
Corto y empinado descenso hacia el cruce del Lac d'Orédon que pasamos anteriormente, una pequeña bajada más y ya estamos al nivel de las aguas de este maravilloso lago, el Cap de Long ya queda al fondo, en lo alto, aunque pronto quedará por debajo cuando volvamos a fajarnos con las duras rampas de la siguiente ascensión.

Ascendiendo al Lac d'Aumar.
En el Lac d'Orédon nos encontraremos con un puesto de peaje para los vehículos a motor que a los ciclistas no nos afecta y comenzaremos una solitaria, preciosa, corta, pero muy dura subida al Lac d'Aumar. 4 terroríficos kilómetros en el que ganaremos mucha altura para dejar a nuestros pies, de nuevo al Lac d'Orédon, el gran valle, y al propio Cap de Long.

Lac d'Aubert. En el corazón del Pirineo.


El primer kilómetro nos servirá para activar las piernas de nuevo ante lo que nos encontraremos posteriormente, a poco más del 5%, iremos comprobando como las piernas se nos han enfriado entre el parón y la bajada y que en los próximos kilómetros vamos a sufrir mucho. Nos espera un segundo kilómetro al 9.5%, un tercero al 8.5% y un último kilómetro al 11% con una recta que no parece tener fin en la que los dos dígitos toman valores más cercanos al 20% que al 10%.

Lac d'Aumar. Un paraíso.


Arriba, un pequeño falso llano descendente al paso por el Lac d'Aumar y rápido descenso hasta el final de la carretera en el Lac d'Aubert, estamos en el corazón de los Pirineos, es momento para volver a disfrutar del entorno que nos rodea, dejar volar nuestros sentidos, respirar el aire puro, contemplar las azules aguas, escuchar los sonidos de las montañas, sentir la brisa en nuestra piel, saborear el éxito de cualquier cicloturista, disfrutar de nuestro deporte en todo su esplendor.

Lac d'Orédon desde la Route du Cap de Long.


De nuevo a la bici, pequeña subida hasta el Lac d'Aumar, descenso al Lac d'Orédon, pequeña subida hasta la carretera del...

EL RESTO DE LA RUTA EN...


No hay comentarios: