miércoles, 25 de julio de 2012

Ruta de Hautacam.

Primera toma de contacto con los grandes colosos pirenaicos. Desde uno de los centros neurálgicos de los Hautes Pyrénées, Argeles-Gazost, base de partida de puertos como Soulor, Spandelles, Cauterets,... ascenderemos a un lugar donde Miguel Indurain dio una de sus mayores exhibiciones en montaña, Hautacam, cima en la que han ganado corredores como Luc Leblanc, Javier Otxoa,... Aunque subiremos un poco más para coronar el Col de Tramassell a 1635m de altura.



"HAUTACAM"



DATOS TÉCNICOS:

Distancia aproximada: 38Km
Ascenso aproximado: 1211m
Descenso aproximado: 1211m
Tiempo estimado de pedaleo: 2-3 horas
Ciclabilidad: 100% 
Dificultad física: Alta.
Dificultad técnica: Media

PERFIL:

El primer día, poco después de dejar las maletas en el hotel, comer un poco y descansar un ratito, primera ruta pirenaica. El tiempo apremia, en agosto se puede montar hasta poco más de pasadas las 9 de la noche. En larguísimo viaje dejaba muy poco tiempo para la maniobra, así, ruta corta para afrontar el primer coloso del gran número al que me enfrentaría en las próximas jornadas, HAUTACAM, subiendo un poquito más para coronar el Col de Tramassel desde la localidad de Argéles-Gazost, rodeados de bellísimas montañas.

Vistas desde Argéles-Gazost.
Argéles-Gazost es el punto de origen de este gran puerto. Las primeras pedaladas las daremos por la Avenida des Pyrénées en busca de la carretera D100, no tiene pérdida por las numerosas señales de tráfico que nos marcan nuestro camino, HAUTACAM. Maravillados por las bellas cumbres que nos rodean, no nos dará tiempo entrar en calor antes de comenzar el puerto, aunque podría ser una buena idea pasear un poco por Argéles y alrededores contemplando las vistas que tenemos ante nuestros ojos.

Puente sobre el río Pau. Argéles-Gazost.
Pasaremos una rotonda en la que nos seguirán marcando nuestro destino, cruzaremos el puente sobre el río Pau, dejando un bonito puente metálico a nuestra derecha, en la misma dirección que debemos tomar al cruzar el río. Aunque pronto, a un centenar de metros, tendremos que tomar un desvío a la izquierda dando comienzo a la ascensión por la misma carretera D100.

Iniciando Hautacam.
El primer kilómetro no es más que un mero trámite en busca del verdadero inicio de la subida, aunque también es dónde mayor atención hay que poner para no perderse. En poco más de 300m tendremos que cambiar de dirección y carretera en tres ocasiones, primero a la izquierda al llegar al desembocar en la carretera D13, en menos de 100m tomaremos una carretera a la derecha, dirección Artelens-Souin (aunque también nos marca Hautacam) y justo en la entrada de Ayros-Arbouix, nuevamente giro a la derecha e iniciamos de verdad Hautacam.

Altimetrías.net
Es un puerto de entidad, con una pendiente media bastante elevada para su longuitud, en él no nos vamos a encontrar con rampas extremas, pero sí una dureza sostenida entre 5 y el 10%, con algún tramo de mayor dureza y pequeños descansitos, muy cortos.

En el primer kilómetro hay que estar atentos a la señalización.
En los primeros kilómetros, hasta pasado Artalens, las rampas de gran dureza serán de poco metros, encontrando un pequeño alivio para nuestras piernas al poco tiempo de esfuerzo, no será así a partir que nos vayamos acercando a la mitad de ascensión, donde la exigencia será aún mayor y prácticamente sea un esfuerzo continuo hasta que empecemos a divisar con claridad la estación de esquí, donde las rampas volverán de nuevo irregulares con tramos duros y pequeños descansos a menor desnivel.

A la salida de Arbouix, las cosas se ponen serias.
Dentro de la primera parte de la subida, será a la salida de Arbouix donde nos encontraremos las rampas más duras.Una de ellas nada más finalizar las casas de la localidad que nos habían proporcionado un pequeño descansito. Será el primer tramo de verdadera exigencia, aunque no tiene gran longuitud, pronto se encadenará con otra fuerte rampa antes de la localidad de Souin en una curva a la derecha que nos adentrará en la arboleda.

El paso de las localidades nos harán más sencillo el camino.
Al ir ganando altura, las vistas hacia el valle del Pau son espectaculares, Argéles-Gazost a nuestros pies, al igual que otros pequeños núcleos urbanos, en un horizonte cercano, otros grandes colosos, las ascensiones al Soulor, Aubisque, Cauterets,... Poco a poco iremos dejando atrás todas las localidades que se interponían entre el inicio y nuestra meta en el Col de Tramassel. En Artelens tendremos un largo respiro, los kilómetros más suaves antes de la traca final, lo que nos permitirá echar un ojo con más calma a nuestro alrededor.

La niebla se va apoderando del valle.
Una vez pasados los dos kilómetros "suaves", comienza la tortura para nuestras piernas. Al mismo tiempo que cruzamos el pequeño cartel de Saint André, el paso por sus pocas viviendas sueltas supondrá un durísimo esfuerzo. Las rampas superan el 10%, a veces con creces, sin embargo, el alivio no llegará superar el pequeño núcleo, si no que será el inicio de unos kilómetros muy duros alrededor del 9.5% de pendiente media.

Las curvas de herradura se van sucediendo.
Es una zona de máxima exigencia, pero la belleza del paisaje junto con las curvas de herradura, además de llevar muy pocos kilómetros en las piernas, harán que estos pocos kilómetros se pasen con menor dificultad de la que podría esperarse. No sería lo mismo con el acumulado de una ruta más larga con alguna ascensión precediendo a esta.
Último tramo de arboleda antes de salir a las amplias praderas.
Hasta estos momentos, hemos ido pedaleando entre pequeñas...

EL RESTO DE LA RUTA EN....


No hay comentarios: