domingo, 8 de julio de 2012

BiciRuta de la Sierra de Béjar.

Descubrir parejas desconocidos, recorrer nuevas carreteras, superarnos a nosotros mismos, pedalear junto a buenos amigos, contemplar nuevos paisajes, respirar los olores de la sierra, escuchar el silencio de los puertos, sentir el viento en nuestra cara, descender a gran velocidad,... Ciclismo, un placer para los sentidos.

Al igual que en la semana anterior, los miembros del Pelín Bicicletas-Avanzamos, hacíamos una llamada en Facebook a quién quisiera animarse a venir con nosotros a realizar una nueva BiciRuta, la BiciRuta de la Sierra de Béjar, lugar de verdadero encanto para todos los cicloturistas. A nuestra convocatoria, pese al gran interés creado y los buenos deseos, pocos quisieron apuntarse: Javier, José Félix, Frán, Richard, Enrique (EC Francisco Trujillo), Óscar y yo. Por delante, los puertos de La Garganta, La Hoya, Tremendal, Tornavacas y Honduras; igual, la ruta asustaba un poco. Vamos a contarla. 


"RUTA DE LA SIERRA DE BÉJAR"



DATOS TÉCNICOS:

Distancia aproximada: 124Km
Ascenso aproximado: 2779m
Descenso aproximado: 2779m
Tiempo estimado de pedaleo: 5-7 horas
Ciclabilidad: 100% 
Dificultad física: Alta.
Dificultad técnica: Media/Alta

PERFIL:


DESCRIPCIÓN:

El paraíso ciclista a una hora de Cáceres, Hervás (Cáceres), punto de partida de nuestra ruta del día. Desde la Avenida de la República, meta de la tradicional carrera ciclista de la localidad. Los primeros kilómetros del recorrido desandaremos las calles por las que tantos y tan buenos ciclistas han dejado su impronta. Descendiendo hasta el cruce de la N-630, bajando tranquilos por el punto decisivo de la mítica carrera de agosto.

Preparados para comenzar la ruta.
En la N-630, rumbo hacia Baños de Montemayor, da comienzo la primera ascensión de la jornada, el Alto de La Garganta (1.318m. 16.4km al 4.3%). Seguimos las flechas del Camino de Santiago por durísimas rampas atravesando el pueblo por la Calle Mayor hasta alcanzar el cruce de La Garganta donde tomar la carretera que nos llevará hasta la cima del puerto.

Primeros kilómetros.
Por suerte, nada más realizar el giro y cambiar de carretera, la pendiente suaviza mucho y comenzamos una subida tendida cubiertos por la arboleda. Las rampas se mantienen alrededor del 5-6% con algún descansito y pequeños repuntes al 8-9%. De nuevo, al igual que en el inicio con el paso por Baños de Montemayor, las calles del pueblo La Garganta nos presenta la mayor dificultad con rampas por encima del 12-13% que suavizan una vez pasada la localidad y que nos dejan ante los últimos poco más de 4km de ascensión ya mucho más suaves.

Inicio de La Garganta.
Durante toda la ascensión, las vistas son espectaculares, con el Valle del Ambroz a nuestros pies y los altos picos de la Sierra a nuestra derecha. El descenso, por una arboleda cerrada, junto al embalse de Navamuño, nos acerca hasta Candelario para girar a la izquierda y descender hasta Béjar, cuna de grandes ciclistas.


Puerto de La Garganta.
En Béjar arrancaba la segunda ascensión del día, el Puerto de La Hoya (1.280m. 11.1km al 3.8%). Subida muy tendida, comparte inicio con La Covatilla, te lleva con rampas ligeras, pequeñas rampas duras y algunos descansillos hasta el pueblo que le da nombre para coronar un poco más arriba para realizar el cambio de valle. Es una subida muy llevadera que no supuso grandes esfuerzos para el grupo, no como la siguiente que empezaría a hacer daño de verdad.

Bajando hacia Candelario.
El descenso de La Hoya es por una carretera en perfecto estado, sin grandes dificultades, sin curvas peligrosas, sin grandes rampas, un terreno muy bueno para dejarse llevar y rodar rapídísimo hacia Becedas, localidad de inicio del tercer puerto del día. Puerto del Tremendal (1637m. 9.5% al 5.75%).


Ascensión a La Hoya. Comienzo en Béjar.
El puerto comienza por las calles del pueblo, tomando una pequeña carreterita a la derecha que indica hacia la localidad de Tremendal. Tras un ligero ascenso por el pueblo, en progresivo, las rampas van apuntando poco a poco hacia arriba. Primero entre arboleda y poco después en un entorno totalmente despejado a causa de los incendios de años pasados. La subida es espectacular, curvas de herradura, rampas duras, vistas de lo que nos queda y nos rodea. Dulce tortura.

El resto de la ruta en AVANZAMOSCICLISMO

No hay comentarios: