miércoles, 4 de julio de 2012

5º en Maratón de Trujillo.

Hace una semana que finalizamos el cuadrangular de maratones Trujillo 2016, cuarta carrera del cuadrangular y quinta del Open de Extremadura de Maratones. El cuadrangular constaba de cuatro pruebas: Jaraicejo (Abandono), Fuenlabrada de los Montes (15º), Valdefuentes (8º) y Trujillo (5º). En todas ellas he ido a más para acabar finalmente en 8º lugar de la general. Aunque con la lástima de Jaraicejo, que llevaba unas piernas super y no pude acabar por dos pinchazos.






A Trujillo llegaba en buen momento, sin haber hecho una preparación específica, pero en buena forma. La intensidad de las últimas carreras junto con el descanso entre semana me había dejado buen punto e iba a la salida con muchas ganas de hacerlo bien. Ya había tenido buena actuación en Valdefuentes y sin haberme exprimido en Mérida, Trujillo era el día para echar el resto.






Sin compañeros a los que ayudar, tenía de nuevo libertad para rodar más a mi aire, aprovechando los grupos para guardar fuerzas, tirando sólo cuando fuera necesario, y hasta dónde me llevaran las fuerzas.


En la salida me coloqué delante para tratar de estar en las primeras posiciones en la entrada a los senderos y también para no comerme el polvo. Pegado a la izquierda, la salida no fue todo lo buena que me hubiera gustado, el corredor que teníamos justo delante le costaba enganchar los pedales y Samuel y yo, que estábamos juntos, nos quedamos un poco enganchados hombro con hombro. Enseguida me vi en el puesto 35-40 y temí por estropear la carrera. Rodeado de polvo, no se veía nada, vi que había hueco por fuera y me puse adelantar como un loco, saliéndome del camino, arriesgando un poco, tuve un par de sustos con los coches aparcados, con las piedras, curvas,... pero cuando me di cuenta estaba entre los 10 primeros. Daba bastante viento y no me gustaba en el lado que estaba y aproveché una nueva curva para adelantar por dentro y pasarme al otro lado y progresar aún más hasta el tercer, cuarto puesto del grupo. Por delante había saltado un GR-100, en el grupo Roberto (Km0) nos enfilaba y nos llevaba rápido, pero iba cómodo y pensé en arrancar para intentar llegar al escapado y entrar delante en los senderos. Un momento de duda y cuando estaba casi decidido, otros se lo habían pensado mejor que yo y se lanzaban al ataque, entre ellos David García (Rueda), a los que respondieron Díaz de la Peña, Romero (Gr100), Noriego (Camino a la Perdición) y alguno más. Había vuelto al puesto 8-10. Seguía muy bien e iba con ellos, pero una caída de Noriego justo delante de mi que arrastró a otro, me hizo clavar frenos en el inicio de una subidita y que me pasaran muchos. Subida a tope remontando, apretando para adelantar a todos los posibles antes de los senderos pero justo antes de entrar, Arroyo (GR100) nos adelantaba y se colaba primero en el sendero, clavaba frenos y provocaba que todos tuviéramos que frenar fuerte, cruzar ruedas, casi tocarnos, adelantamientos a lo MotoGP casi sobre las piedras y entrada al sendero por donde solo cabía una bici. Me veo casi en el suelo en una montonera pero no se como la evitamos, escucho detrás que hay compañeros que no han tenido la misma suerte y se han ido al suelo, no puedo mirar por lo complicada de la zona. Tiro fuerte para engancharme al grupo pero nos encontramos con Arroyo que va muy despacio en la zona técnica, se nos está escapando el grupo. Salimos del sendero y en efecto, nos han sacado 150-200mts, estamos en una ligera subida y Arroyo arranca la moto y no logramos seguirlo. Nos quedamos muy cerca del grupo pero no somos capaces de entrar.




En una serie de toboganes nos quedamos Vecino (B.Cáceres), Pablo (GR100), Ruben (GR100), otro más y yo, vamos alcanzando a gente que se suelta del grupo cabecero, vemos que se van dando palos y más palos entre ellos y que en la cola se sufre, vamos a mil, Pablo tira fortísimo para enlazar pero no enganchamos en la cima, nos hemos quedado cuatro, veo que hay un ligero parón en el grupo y aunque voy muy justo, me pongo a tirar a tope en el ligero descenso, nos han abierto un poquito más de hueco en el parón pero hago muy fuerte un par de kilómetros y nos volvemos a acercar a la cola, arrancamos un repecho y voy un poco tocado, Pablo me pega un relevo fortísimo desde abajo y no soy capaz de engancharme a la rueda del último y me suelto, corono con 4-5 segundos pero estaba vez no hay parón, ahora están muy cerca y siguen tirando fuerte para entrar. Es un terreno en el que se ve mucha carrera y la polvareda marca la situación de los grupos. Hay un grupo cabecero con muy pocos segundos sobre otro más numeroso, el trío que me precedía a 10-15 segundos y yo a 6-8 segundos. Sigo tirando fuerte para poder entrar pero veo que es imposible, da mucho viento. Miro para atrás y veo que viene un grupo de 4-5 GR100 a unos 20-30 segundos, decido levantar el pie, comer y beber un poco y engancharme con ellos.


Me engancha el grupo y vienen bien organizados, entre ellos mi amigo Fran, Moyano, Juan Andrés, Ruben, Yuste,... es un buen grupo, van tirando fuerte y me sirve para recuperar y progresar. En cuanto veo que hay un pequeño parón paso al relevo, aunque poco tiempo porque Juan Andrés se pone a tirar fuerte y complicado ayudarle. Llegamos al puente del km21, donde está el primer avituallamiento y vemos que el grupo donde yo iba ha enlazado con otros de 4-5 corredores, entre ellos Porfi (Antolín) y otro M30 que no sabíamos que lo era. Nos sacan 40-50 segundos, vamos fortísimo y entramos en la zona técnica, el grupo de GR100 se parte y me voy con los dos primeros, Juan Andrés y Ruben, salimos de los senderos y nos encontramos con el grupo que llevábamos delante que se habían equivocado y volvían al camino correcto. Hay una subida dura y se selecciona más el grupo, nos quedamos unos 6-7 corredores, Juan Andrés, Pablo, Vecino, Porfi, el otro 30, alguno más y yo. Vamos fuerte, pero por delante sólo se ven corredores sueltos. Analizamos Porfi y yo la carrera y pensamos, acertadamente que hay tres M30 en cabeza, vamos 4-5. Es un buen grupo y ahí nos quedamos, sufriendo por momentos a cola. Finalmente me meto más al medio y voy mejor.






Llegamos a una nueva zona técnica y al empezar a bajar, me doy un pequeño susto, veo que tengo la horquilla bloqueada y tengo que levantar para poder desbloquearla. Se nos van cuatro por delante y nos quedamos Porfi y yo, no me preocupo, confío en que Porfi y yo podemos enganchar sin problemas, pero al salir de la zona técnica me pongo a tirar fuerte y Porfi se me suelta un par de veces, lo espero para no ir solo y se me vuelve a soltar, por lo que ya tiro para adelante. Estamos en los últimos 6km de la vuelta, ahora es todo subida ligera por unas callejas, tiro fuerte y veo cerca al otro 30, aunque seguía sin saber que lo era. Pienso que el grupo está ahí y tiro más, pero a media subida me quedo sin agua y con mucho calor me veo un poco mal. Empiezo a pensar que es una tontería apretar tanto ahí y salir después a las pistas solo y levanto el pie para que me coja Porfi que no venía muy lejos y hacer juntos la segunda vuelta. Cuando está cerca, le animo para que entre, aprieta y cuando me va a dar alcance pincha la rueda trasera, le pierde aire pero puede seguir, le digo que si quiere la bomba, pero como tiene las manos mal me dice que va a esperar hasta meta. Tira fuerte y en el tramo final me lo hace pasar mal, tenemos al fondo al grupo, pero están lejos, cerca de 2 minutos. Ya en la parte final, me dice que no está bien y que además va a parar en meta, por lo que ya decido tirar para adelante.


En meta veo que hay gente bebiendo, yo tomo una botella y tiro, mis padres van a estar en el siguiente avituallamiento con dos bidones y pienso que pudo seguir. Se engancha a mi rueda Luis Rico (GR100) pero va mal y no puede seguirme, pensaba que sería de buena ayuda, levanto un poco el pie y vuelve a entrar, prefiero ir un poco más lento pero llevar a alguien. Miro para atrás a ver si viene Porfi pero no viene, espero un poquito y veo a Ruben muy cerca, este sí que es un buen compañero de grupo, levanto el pie y espero a que entre, en cuanto entra, sin decirnos nada nos ponemos a relevos, pasamos fuerte, entro en el sendero delante y tiro a bloque, pero me como una curva y tengo que poner pie, suerte que había abierto un hueco y Ruben pudo frenar.Seguí fuerte y a la salida, a lo nuestro, a relevos fuertes, nos vamos los dos solos. Voy mirando para atrás por si viene alguien pero ya no veo a nadie y seguimos juntos. En una curva me meto en una rodera y me saca 20-30 mts, le digo que espere un poco pero hay viento de cara y no me escucha, nos pegamos varios kilómetros así, el pensando que iba a su rueda y yo tirando para engancharle. Vamos muy igualados. Él va cogiendo a gente y soltándolos y yo igual, llegamos al avituallamiento y no están mis padres, pillo una botella de agua y sigo, enorme error. Cogemos a Antoñito y a alguno más. Antoñito no va bien y se mete a rueda, me dice que había llegado a ir 6º de la carrera, pero que hacía mucha calor. Va bebiendo y comiendo hasta que se recupera y nos pega un palo, que no entiendo muy bien, un Sub23 a un M30 y un Élite, pero en fin.






Rubén le intenta seguir y yo me suelto, ahora sí que entro en crisis, voy seco, bidones vacíos, mucho calor, y levanto el pie para poder llegar a meta, pensando en dónde estarán mis padres. Voy fatal, se me nubla la vista, aún así voy cogiendo a gente, adelanto a Vecino a la salida de un sendero, va muerto, pillo a más gente que no puede con su alma y alcanzo de nuevo a Rubén que habría petado siguiendo a Antoñito. Llego al km75 y veo a mi padre en lo alto de una peña, por fin... me parece un espejismo. Paro donde mi madre y cambio los dos bidones, me dice que se han perdido, voy noqueado, me dice que voy 4º. Arranco y bebo del tirón uno de los bidones, no es lo mejor, pero ya no pienso a esas alturas, al parar me coge otro ciclista y se me va enseguida. Alcanzo a Pizarro (Antolín) y le animo a seguir juntos pero me dice que no puede más y se suelta. Nueva zona de senderos, el calor es asfixiante. Paso la zona de piedras y me pilla Josemi (GR100), nos ponemos a relevos muy fuertes y casi alcanzamos al que nos precedía cuando iniciamos la subida final.


El inicio es duro y pienso que no merece la pena sufrir más, no he visto a ninguno de los tres M30 desde el km21 y ya me dejo llevar, por detrás no viene nadie y ruedo tranquilo hasta meta. En la parte final veo a un GR100 que va apurado y me animo y me voy a por él, es Rubén, el Élite, aprieto para cogerlo y regulo para llegar hasta él antes de meta, le doy caza en el último repecho y veo que aprieta, no tiene ganas de que entremos tranquilos juntos, yo también soy competitivo y me gusta jugar a ciclistas hasta el final, metemos piñones y nos lanzamos al sprint, en un primer momento me parece que lo tengo cerca pero ya entro en la calleja final y ahí es imposible que me adelante, él lo entiende así y levanta y entro en meta.


17º en la general y 5º en Máster 30, se me había colado uno que no sabía. Mi mejor carrera del año. Con buenas sensaciones, creyendo que podía haber luchado por el tercer puesto si se hubieran dado unas circunstancias un poco mejores, pero muy contento. Aunque hubiera podido luchar por el podio, creo que me hubieran ganado igualmente, satisfecho. Primer Pelín-Avanzamos, creo que la primera vez en una carrera.

2 comentarios:

Jesus dijo...

Buenas Angel, ese Master 30 que no sabias que lo era se llama Jesús Mancera y he empezado en este bonito deporte hace unos meses y seguro lo verás por ahí en otras competiciones jejej. Gracias por hacer estos post tan buenos y proveernos de fotos. Un saludo.

Jesús Mancera

Andeza dijo...

¡Hola, Jesús!

Hasta ahora no he visto tu comentario. Vaya carrerón que hiciste en Trujillo, te quedaste muy cerquita del podio.

En las próximas carreras espero tenerte fichado y no despegarme de ti, que se ve que eres buena rueda. ;)

Un saludo.