lunes, 14 de mayo de 2012

Marcha Cicloturista Sierra de Gata

Gran día de ciclismo tuvimos ayer en la Sierra de Gata con motivo de la XVII Marcha Cicloturista Sierra de Gata organizada por el Club Ciclista Moraleja. Hasta Moraleja (Cáceres) acudimos hasta nueve ciclistas del PELIN BICICLETAS-AVANZAMOS: Ángel, Nando, José Félix, Leno, Jesús,... y yo, claro. El club más numeroso, un trofeo que hace ilusión.

Marcha Sierra de Gata 2012.
Como la marcha comenzaba a las 9 de la mañana y había que formalizar la inscripción allí, tuvimos que madrugar bastante, a las 6 ya estaba arriba preparando el desayuno, la mochila,... Con sueño, pero con ganas de hacer mi primera cicloturista de carretera.

Llegamos a Moraleja a las 8.15, somos de los primeros en llegar, están montando el arco de salida, el lugar del "control de firmas", nos inscribimos y a preparar las cosas, montar bicis, saludar a conocidos (unos cuántos nos juntamos por allí), y listos para tomar la salida. Como la salida se va a retrasar, damos alguna vueltecita por Moraleja, para ir haciéndome a la bici de carretera, que hacía mucho que no la sacaba y al punto de partida, unas risas, fotos, y en marcha.

A veces te encuentras con gente que brilla con luz propia.
Una buena representación de la geografía ciclista extremeña estamos en el pelotón, nuestros amigos del Km0 y del CC Montehermoso, compañeros de nuestra grupeta cacereña y hasta miembros del CC Jerez de los Caballeros, que se llevaron el premio al club más lejano.

Tomamos la salida, y el coche que abre marcha, con su música, nos anima a pedalear con alegría. La mañana se presenta calurosa, pero una ligera brisa nos refresca y alivia la marcha. Terreno favorable, llano, dirección a Perales del Puerto. Vamos rodando en cabeza, a relevos muy suaves de a dos. En la subida a Perales, Félix pasa a cabeza y da un poquito de ritmo pero la gente va un poco fría aún y con miedo ante todo lo que queda y se empieza a cortar el grupo, por lo que nos piden desde los organizadores que se pare un poco. Pasamos el pueblo y en el siguiente repecho, el mismo que nos había mandado a parar, se poner a tensar y corta al pelotón en muchos grupitos. Nos quedamos delante un grupito de poco más de 6-8 ciclistas. Cosas extrañas que suceden, pero los que mandan...

¿Vamos sufriendo?
Llegamos a la Fatela y tomamos el cruce hacia Gata, lugar de mis entrenamientos y salidas cuando vamos al pueblo de mis suegros. Vamos descendiendo y se producen varios acelerones y parones que hacen entretenido este tramo, en esta parte vamos en la zona delantera, sin entrar a juegos, disfrutando del paisaje, del olor de la Sierra, comiendo y bebiendo para la subida a Gata.

No, son momentos distendidos.xD
Justo antes de empezar a subir, Félix acelera y engancha con la furgoneta que abre carrera y por más que esta acelera, se lo lleva detrás con un grupo de 5-6 ciclistas y otros cuantos haciendo un regero, me pilla atrás y arranco la subida con un sofocón y retrasado, me quedo en la parte de atrás del grupo cabecero de unos 15-20 ciclistas y voy subiendo a mi ritmo pasando a los que se descuelgan, pero el grupo se corta y me toca remontar, cojo y paso a Jesús, a Nando y a otros ciclistas y por delante solo quedan Félix, Leno, Ángel, y otros dos más, como conozco la zona, no me cebo y aprieto en la parte dura de antes del pueblo, sabiendo que está el descansillo. Justo cuando estoy entrando, arranca muy fuerte uno de Moraleja y pensando en todo lo que queda, ni me pienso en arrancar, el ritmo que llevamos es bueno para llegar hasta arriba y ya apretaremos al final después del descanso. Pero, en Gata hay un avituallamiento, nos paran y reagrupamos. Agua fresca, refrescos, fruta, muy bien organizado.

Llegan todos y seguimos la marcha, subida tranquilo a la Cruz de Piedra y a disfrutar del descenso y sus espectaculares vistas. Llegamos a Torre y nos encontramos de sopetón la subida del cruce de Cadalso, no me la esperaba y me pilla con todo metido, al bajar el plato, me hace un Andy Schleck la cadena y tengo que poner pie a tierra, menos mal que es un rampón fuerte, pero como el Compact puedo arrancar fácil y enganchar con los que iba que estaban algo atrancados, coronamos y a Cadalso, donde se afloja de nuevo y reagrupamiento.

Hasta la subida a Robledillo de Gata, precioso pueblo, vamos rodando tranquilos, salvo alguna escapada que frena el coche y devuelve al pelotón. Llegamos a la subida y arranca uno de Montehermoso desde abajo, se pone Félix a tirar, pero como no me encuentro muy bien, paso a tirar del pelotón para dejar a mis compañeros cerca del fugado, sin embargo, me pongo a tirar y veo que voy mucho mejor de lo que pensaba e impongo el ritmo para cazar pero guardándome para cuando se arrancara, incluso voy pensando en acelerar, pero me pasan al relevo y me dejo llevar hasta que se arranca hacia el pueblo y allá que vamos... pero no se sube hasta arriba y nos quedamos en la entrada del pueblo por lo que ni se rompe el grupo. Gran avituallamiento en Robledillo y hacia abajo.

Hasta Cadalso, rodando suave, entre bromas, tiras y aflojas, llegan los repechones y meter ritmos, palos de unos, de otros, y siempre en ellos, un momento muy divertido de la ruta. El coche siempre va controlando la velocidad y ralentiza tras cada repecho para que entren todos, parada en Villasbuenas y a por la parte final.

Volvemos a la Fatela, tenemos una pequeña bajadita y subida a Hoyos. Ángel arranca fuerte desde abajo, levanto el pie y le dejo unos metros a ver si se va, pero enseguida pasan otros para que no abra hueco. Pasa  Félix a tirar fuerte, Ángel, yo, Félix de nuevo y arranca el de Moraleja, le pillo rueda fácil, escucho que Ángel tiene problemas con el cambio y veo a Félix algo tocado, se que me va a tocar hacer la apuesta fuerte. Tensa aún más el de Moraleja pero tiene que levantar el pie un poco, veo como entra Félix por mi derecha, yo ya había medido las distancias y le digo que arranque a tope para lanzarme. Se pone a tirar muy  fuerte y veo como el de Moraleja se le pone a rueda y cuando Félix baja la velocidad, se abre para arrancarle pero se pone de pie y se sienta, veo el momento, bajo dos piñones y arranco, escucho que bajan piñones y a los pocos segundos vuelven a subir, mantengo la velocidad y ya más lejos escucho los cambios otra vez. Me voy hacia Hoyos y alcanzo al coche que me pone la mano para que pare, ya estamos llegando al pueblo. Paro y llega el resto, el coche acelera y estos lanzan un sprint hasta el cruce.

Pequeña bajada en Hoyos y de vuelta para arriba. Parto con retraso, me he quedado hablando con alguien y cuando me doy cuenta, se han ido 8-10 por delante. Acelero y recorto rápido, cuando les tengo a buena distancia, marco un ritmo un poco superior a ellos y lo mantengo hasta cazar, hay gente que va cediendo y me sirven de puente, tarea más fácil. Engancho y me quedo atrás, esta vez voy a hacer marcaje al hombre mientras mis compañeros tiran fuerte. Me quedo vigilando hasta la parte final, cuando llegan los ataques esperados, estoy al loro y salgo a ellos y acelero para coronar en primer lugar. Ya solo queda una bonita bajada y un terreno pestoso en el que ya todo el pelotón se lo toma con calma hasta el último avituallamiento y descenso hasta Moraleja.

Comida final.
Una marcha excelente, con ritmos para todos, momentos para ir deprisa, para relajarte y hablar con compañeros y otros ciclistas, disfrutar del paisaje, buenos avituallamientos, gran ambiente, organizadores muy majos y como colofón, estupenda comida, sorteos, regalos,... Muy recomendable, os invito a que el año que viene acompañéis al CC Moraleja en su marcha, si puedo, allí volveremos el año que viene.

Cuando tenga más fotos...

No hay comentarios: