jueves, 31 de mayo de 2012

Marcha "Aquí hay tomate"

Bueno, pues parece que le estoy cogiendo el gusto a esto de las marchas cicloturistas de carretera. Hasta hace un mes no había ido a alguna y ya llevo dos, las dos que lleva el Trofeo Challenge Cicloturista: la Marcha Sierra de Gata (Moraleja) y la Marcha "Aquí hay tomate" (Miajadas).

Con Antonio (Quintana), Enrique (Gr100) y los ribereños.
Acompañado por mi amigo Enrique, tempranito, llegué a Miajadas, a las 8 de la mañana, ya que la marcha empezaba pronto, a las 8.30. Como no conocía la zona de salida y tampoco la había buscado por internet, nos enredamos por las calles de Miajadas y llegamos con la hora un poco justa, recogida de dorsal y a la carrera a vestirse, sacar bicis,... tanto apuramos que aún estábamos preparándonos cuando la marcha tomaba inicio. A correr y salir pitando detrás del pelotón, menos mal que no era una carrera, si no...

Nada, el pelotón lo teníamos 300-400mts y con su ritmo parsamonioso de salida, no tuvimos problema para cazar enseguida y lo hicimos casi sin salir de Miajadas. Alrededor de 100 ciclistas, un buen número. Desde Miajadas hasta Logrosán, 545km de pequeños toboganes y tranquilidad en el grupo. Rodando en la parte de atrás, saludando a unos y a otros, a Alberto (Bicicletas Cáceres), José Julián (Bicicletas Pelín Avanzamos), los chicos de Quintana,... puro globereo. ;)

Llegando a Logrosán.
En Logrosán, pequeña subida y arreón del grupo que nos pilla atrás del todo y sin esperar, iba hablando con Antonio (Quintana) y de repente veo como se va rompiendo el grupo en decenas de trozos, le digo que tiremos para adelante y acelero para llegar casi al grupo de cabeza cuando éste está llegando al primer avituallamiento, tampoco sabía que se iba a parar ahí. xD

Tras la parada, arrancamos de nuevo la marcha, esta vez, ya situado en la parte delantera del grupo, nos estamos acercando al tramo libre y hay que estar delante. Poco a poco el recorrido ser torna cuesta arriba y empezamos a ascender hasta Cañamero, primero a ritmo suave, la marcheta se convierte en un ritmo asfixiante que deja al grupo cabecero en menos de 20 unidades. Me dejo caer un poco a la parte trasera para no hacer el pequeño descenso en la parte del medio, que me da un poco de miedo bajar entre gente por las calles del pueblo y nos lanzamos a la bajada. Voy tranquilo en el enfilado grupo y de repente veo que voy directo a una profunda alcantarilla y tengo que frenar y cambiar de dirección, pierdo muy poquito, pero lo justo para que me abran unos 30-40 metros los ciclistas que cerraban el grupo y un poco más los de cabeza. El puerto de Berzocana no se hace esperar y las primeras rampas se presentan ante nosotros.

Puerto de Berzocana.
Arranco el puerto muy fuerte para intentar meterme en el grupo, en primer momento recorto mucho, casi para llegar a entrar, pero en cabeza empieza el movimiento también desde abajo y el ritmo es fortísimo. Tiro fuerte durante unos minutos y veo que no voy a ningún lado, me estoy pegando un calentón de los buenos y de seguir así voy a explotar y no cazar, levanto un poco el pie y me pasan dos ciclistas que han preferido subir de menos a más. No acabo de pillar ritmo y veo que viene un grupito cerca y les espero. De él va tirando mi amigo Antonio y me meto a su rueda y animo a seguir así. Me voy a la sala de recuperación y me dejo llevar un par de kilómetros,ya recuperado, intento pasar para adelante y ponerme a tirar, pero la gente va muy abierta y no encuentro fácil el hueco, tampoco voy sobrado como para acelerar e irme a cabeza, tengo que esperar a una curva cerrada para irme a la parte de atrás y cambiarme de lado para poder subir a cabeza. Meto piñones y paso a cabeza, le digo a Antonio que me siga y a tirar. Nos acercamos a gente que se ha quedado de la cabeza y nos anima, llevamos a 2 muy cerca y a un grupito un poco más allá, sigo sin llevar buenas piernas y prefiero pedir relevo a tirar lo que queda de puerto, no me veo para llegar hasta arriba tan fuerte, enseguida pasa la gente e involucro a otros dos, al final nos ponemos cuatro a tirar y coronamos muy rápido con otros 2-3 más a rueda. El pueblo, muy cerca, es el fin del tramo libre. A bloque nos tiramos para abajo y se corta el grupo, con todo metido, una bajada para dar muchos pedales y que nos permite enlazar con los dos que llevábamos justo delante, damos continuidad hasta el pueblo y por segundos no enlazamos con el otro grupo de cuatro que iba por delante. Por delante de éste, otros 4 habían llegado como primeros de la marcha.

Buscando hueco.
Larga parada en Berzocana, bocata, fruta, bebida, comentarios de las mejores jugadas y temas varios y vuelta a la marcha. Carretera rotísima, me encuentro con nuestro compañero de grupeta btt, Paco, y nos ponemos a hablar distendidamente en la bajada, rodando tranquilo, sorteando baches y ciclistas muy precavidos. En un momento, veo que comenzamos a subir y que el grupo está muy roto por delante, le digo que voy a acelerar antes que se vaya más la cabeza y voy mejorando posiciones. Efectivamente, el grupo está rotísimo, me pilla Tejedor y me voy con él. Coronamos el primer repecho previo al puerto y en la bajada vamos rápido para pillar, casi abajo, él se aparta, no se por qué e inicio en solitario el segundo repechón. Aprieto fuerte porque después de adelantar a otro ciclista, no veo a nadie por delante, paso un curveo y al fondo veo al grupo cabecero, ya que el coche está justo delante de ellos. Mantengo el ritmo y justo cuando voy a cazar llega "Rodri" (Ex Xacobeo, homenajeado en la marcha), su presencia hace que se tranquilice el grupo y yo no paro al llegar a su altura y pruebo suerte por el córner. Veo que no me sigue nadie y bajo piñones y corono el segundo repecho con unos metros por delante.

En fuga, puerto de Garciaz.
Tras una sinuosa bajada, el puerto. He tirado fuerte en la bajada, pese a no ser mi fuerte, e inicio con unos segundos de ventaja, atrás no parece que haya reacción y marco un ritmo fuerte de ascenso. No llevo buenas piernas en esta subida tampoco, pero como me gusta meterme en estos jaleos, pues allá que voy, abro hueco y pierdo de vista al grupo. El puerto es bastante tendido, pero el viento, frontolateral, y el calor, hacen que se haga bastante dura. Van pasando los kilómetros pero no veo donde se corona, empiezo a ir cansando y levanto un poco el pie para guardar fuerzas para el final de la ascensión y de la marcha, también para ver cómo se lo están tomando atrás. Miro varias veces para atrás y al fin veo al grupo, vienen unos 8-10 ciclistas enfilados, y meto ritmo de nuevo, al cabo de un rato vuelvo a mirar y ya solo vienen 3-4,y finalmente 2, Rodri y Tejedor, ya no miro para atrás, estoy empezando a ver la cima y tiro hacia ella, aunque   cerca de coronar me pillan y no les puedo seguir. Coronamos y me dejo caer despacito hasta Garciaz, por una carretera muy rota, llegando al pueblo con otros 2-3 ciclistas que me han pillado en el descenso.

Nueva parada larga y a por el tramo final, muy favorable, con viento, empiezan los abanicos, cortes, fugas, pelotón agrupado, nuevas fugas,... un terreno muy divertido hasta llegar a Miajadas con muy buenas piernas para lo que habíamos hecho. Una buena marcha, 145km, 4h38m44s, 2102kcal, amigos, calentones, diversión, qué más se puede pedir.


No hay comentarios: