miércoles, 31 de agosto de 2011

La Covatilla

Vuelvo de nuevo tras unos días de abondono y recuperándome aún de unos problemillas de estómago que me han tenido con fiebre y sin poder comer casi nada. He andado a base de yogurt de soja, zumos y muy poquito más, llegando a perder 2,9kg en 8 días.

La Covatilla. Altimetrías.net


Entre medias, y dado lo cabezón que soy, casi 300km de bici y subida a La Covatilla a ver La Vuelta a España que casi no lo cuento, ya no tanto en la subida sino en todo el tiempo que estuvimos esperando y sobre todo a la hora de bajar que casi no soy capaz de llegar ni al coche.

Subiendo La Covatilla.


Quedamos el domingo a las 10 de la mañana, Enrique, Ángel, Nando y yo para ir hasta Béjar y dejar allí los coches para subir al puerto con las bicis. Por la mañana me levanté con bastante fiebre y a penas pude desayunar algo, estuve pensando si llamar a mis compañeros y decirles que no iba, pero como tenía muchas ganas de ir, me animé, me tomé un paracetamol, un protector de estómago y algo para las nauseas y para allá. Le dije a Ángel que si conducía él y para Béjar que fui medio adormilado.


Bajando.


Al llegar a Béjar estaba algo mejor, nos preparamos, preparamos las bicis, cargamos las mochilas y a subir se ha dicho. Desde Béjar ya se empieza a subir con rampas no muy duras, buen firme, yo de inicio no iba pero pude aguantar la rueda de mis compañeros que tampoco iban muy rápido. Poco a poco nos fuimos acercando al cruce de La Covatilla adelantando a muchos ciclistas que iban subiendo también, había grandes pelotones por allí, todo el mundo se había acercado a Béjar a ver la carrera.


Esperando a la carrera.

Aguanté sin problemas hasta el inicio del puerto, aunque con todo metido y sin haber llegado a las rampas duras. Con la pancarta de 8km a meta empezaban los muros y ahí se me nubló todo, en el primer rampón ya me atranqué con el 39x23 y mis compañeros se me empezaron a ir. No había manera de encontrar ritmo, iba a chepazos todo el rato y poco a poco veia a mis compañeros más lejos. Aproximadamente a 6km para meta ya los perdí la vista, justo cuando me adelantó Lale Cubino que iba subiendo como un tiro con el Compact, que ganas tengo de llevarlo.


Animando a los corredores.

En el km5 andaban mis padres y me paré allí a soltar la mochila, que alivio al dejarla atrás. Vuelta para arriba y ya mucho mejor, aunque todavía me quedaba un rato de sufrimiento con ratos de ir totalmente noqueado, vacío de fuerzas. Tras el descansillo de 3km a meta pude oxigenar un poco las piernas y todo fue mucho más fácil, entre los pequeños descansos, el estar casi arriba, todo el mogollón de gente,... todo sumó para poder llegar arriba.

Carlos Sastre.


Luego para abajo, buscar a mis compañeros, charlar un rato y al km5 con mis padres, a comer algo. Me tomé un pequeño bocadillo, que me sentó fatal y ya no pude comer más en todo el día. Al rato bajó Ángel y allí estuvimos esperando a la carrera.


Taraamae, Wiggins y el actual líder, Froome.

Desde nuestro sitio teníamos un vista muy amplia del puerto, un trozo de a 10km de meta y desde el 8,7km al 4,2km para meta. Así vimos llegar al escapado y como lo cogían a poco menos de 7km de meta con los ataques de Taraamae, Scarponi,.. el ataque de Nibali. Justo a nuestra altura atacaron Daniel Martin y Roche, que manera de subir por esos rampones. En el grupo pasaba "Purito" muy retrasado, Antón ya descolgado, Dani Moreno más atrás, Chavanel, Lastras tirando de un grupito, Kloden en solitario, Cancellara tirando de la grupeta,... muy entretenida la carrera.

Luego para abajo con muchos apuros, vuelta al coche practicamente sin fuerzas, con muchas nauseas al ir cabeza abajo y un suplicio de viaje hasta casa, menudo día para ver la Vuelta, pero bueno.. sarna con gusto no pica.

1 comentario:

Nevado dijo...

Recuperate Angel, menuda envidia subir la covatilla, ademas disfrutando el ambiente vuelta. Este año yo lo disfrutare en urkiola y vitoria :)