domingo, 7 de agosto de 2011

Camino a la perdición 2011.

Mapa y perfil.

Digamos que a medio recuperar y descanso de la panzada de dar pedales de ayer, ya con las ideas un poco más organizadas después de dejar atrás un poco el cansancio mental y físico de todo lo que conlleva hacer una prueba como la "Camino a la perdición", es hora de contar qué tal fue la cosa.

La carrera salía a las 9 de la mañana, recogida de dorsales desde las 7 a las 8.30, algo más de una hora de viaje, por lo tanto... a las 5.15 ya estaba en pie para desayunar, organizar las cosas, prepararme, meter todo en el coche e ir a buscar a Ángel a Pelín, que se venía conmigo en el coche, y encontrarnos con Pachío, que esta vez no nos acompañaba como espectador, sino como cicloturista en activo.


Ángel, Pachío y yo.

Entorno a las 7.45 estábamos ya en Villalba de los Barros, recogida de dorsales, vestirnos, preparar bicis, barritas, geles, agua,... esta vez íbamos a ir cargados de cosas hasta los ojos. La Camelback llena de agua, 2 cámaras, la bomba, desmontables, 6 barritas, 2 geles, 2 bidones con sales y teléfono móvil, quieras o no, todo eso es peso. jeje!

Antes de las 8.30 estábamos ya montados en la bici haciendo un pequeño calentamiento, saludando a unos y a otros, encontrándonos con amigos del Open, con todo ello, el tiempo para la salida se nos pasó rápido y enseguida nos estaban llamando para situarnos en el cajón que nos correspondiera. Los Máster 30 y Senior en el segundo cajón, Ángel, Nando y yo salíamos ahí, Víctor, Máster 40, en el cajó siguiente, Pachío... a él ni se le veía.

Salida "Neutralizada"

Después de desearnos suerte, suena el silbato y salimos por las calles del pueblo en salida neutralizada detrás del coche de la policía, no se si realmente era una salida neutralizada o simplemente que el coche nos abría la carrera porque ya desde las calles de Villalba íbamos a mil, metiendo codos, manillares, pegando frenazos,.. con el plato metido y piñones muy bajos, ya estábamos con el corazón en la boca, con mucho cuidado de no caernos ganando y perdiendo posiciones de una manera pasmosa en cada curva, tan pronto adelantaba a 20, como que me pasaban otros tantos. En una de estas, veo a Víctor que ya se había colocado a la altura de Ángel y Nando, voy un poco más retrasado, pero veo que toman un seto por el lado contrario que ha tomado la mayoria del pelotón, y como hay muchos espacios, aprovecho para acelerar y llegar hasta ellos, llegamos a una curva a la izquierda de 90º, que tomo muy cerrado y rápido y aparezco entre los 10-15 primeros, aunque enseguida viene otra curva igual a derecha, en la que me pasan un montón de gente y aparezco justo al lado de mis compañeros de equipo.


Buscando a Wally.

En los caminos

Entramos en los caminos, hay muchos nervios, muchos frenazos, derrapadas, el corazón sigue a mil voy a tope, pegado a la rueda Nando y Ángel, entra mucho viento de cara, pero con los baches del camino es complicado meterse a rueda, vamos muy rápido, no llevo cuentakilómetros y no sé a cuanto iríamos, pero seguro que cerca de 40km/h. Entramos en una serie de toboganes, entre los que han adelantado ellos y alguno que me ha pasado, se me han metido tres o cuatro bikers entre Ángel y yo, adelanto a alguno pero progresar es complicado, hacemos una pequeña bajada, y tras una curva, veo que un Avanzamos se ha apartado a un lado. Me abro a la derecha y paro un poco para ver quién es, veo que es Víctor, le pregunto que le ha pasado pero no le escucho si me dice algo, me quedo un momento viendo si me dice algo o si puede reincorporarse pero sigue allí parado por lo que sigo adelante pasando por debajo de un puente y acto seguido un repecho.

Al salir del puente ya no veo a mis otros dos compañeros, tengo delante a dos máster que suele correr en el Open, les pillo rueda pero veo que puedo ir más rápido y acelero a tope hasta coronar, al llegar arriba veo a Ángel a unos 300mts, entramos en una zona de viñedos en los que sopla muchísimo viento lateral, de cara, lateral, de cara, de cara,... pero aún así seguimos rapidísimo. En un repechito me pasan varios Fortius y me pego a su rueda, hacemos una bajada rapidísima y para arriba en el primer repecho serio, la gente comienza a quedarse clavada y adelantamos a muchos corredores, se que tengo que sufrir para no soltarme porque son una rueda muy buena. Corononamos y seguimos a mil, me llevan con el gancho hasta bajando, en una bajada superamos al líder del Open de España, Diaz de la Peña, que había pinchado y estaba parado con sus compañeros, ya me pasaría después. Con los Fortius avanzo muchísimo tanto que me están llevando hasta otro grupo donde va mi compañero de equipo que los tenemos a apenas 5-6 segundos, aunque nos cuesta recortar ese pequeño corte. En una curva cerrada al final de una bajada, iba tan fuerte que me hice un recto por el viñedo, esquivé un par de vides y volví rápido al camino, a penas había perdido 8-10 segundos, los tenía al lado, vi como en el siguiente repecho estaban ya practicamente entrando en el otro grupo, subí todo lo fuerte que pude, apreté a tope en el tramo siguiente de llano y bajada, sin embargo no sólo no les recortaba ni un metro, sino que se me iban un poco más.

Después de un rato con el viento de cara, dando todo lo que tenía pero viendo como se me iban, empecé a sentir la frustración de querer y no poder, en un curveo vi que detrás venía un grupito y levanté el pie para que me cogieran y poder resguardarme un poco. Cuando llegaron a mi altura, vi que en él venían dos senior con los que ya he compartido muchos kilómetros este año en todas las maratones, descansé un poco a rueda y enseguida empecé a pasar a los relevos, primero dos, luego tres y finalmente todos. Íbamos fortísimo, cogiendo a gente que soltaba el grupo de delante, uno de los que cogimos y se fue al suelo detrás de mí. El siguiente grupo estaba a unos 300-500mts, unas veces más cerca, otra más lejos, en este tira y afloja aguantamos hasta el km20. Después de un montón de km de llaneo, entrábamos en una zona de ribera muy ratonera, con múltiples subidas y bajadas, cuando coronábamos una, el grupo donde iba mi compañero coronaba la siguiente, así hasta que los perdimos de vista.

Caída y cambio de grupo

Había zonas muy complicadas en la ribera, casi me voy al suelo en una bajada brusca en la que me encontré parado a un ciclista tratando de coger un bidón que se le había caído, llegué a chocarme con el hombro, pero pude mantenerme montado, algo que no lograría unos minutos después. Sobre el km22, en una curva con fuerte pendiente entre un poco pasado y no vi que entre los juncos había una piedra que enchanché con el lateral de la rueda delantera y me fui al suelo sobre el costado izquierdo. Pegué un costalazo tremendo, menos mal que la camelback paró bastante el golpe aunque me hice daño en las costillas de la espalda. Me levanté, vi que estaba todo bien, salvo el dolor en la espalda y me monté otra vez.

Me pasaron un par de ciclistas, pero los alcancé y superé rápido sin poderme coger rueda, al grupo donde iba ya no los veia, salí a una zona más abierta y solo veia a corredores sueltos por delante. Fui tirando fuerte a ver si veia de nuevo a los dos senior, pero nada, solo superaba a gente que no me podían seguir. El viento seguía entrando muy fuerte de cara, en una recta larga cerca de llegar a Villalba, km30, vi que detrás venía un grupo grande con corredores del mismo equipo y paré para que me cogieran. En él venían 4 corredores del equipo de Jerez, un Máster con el que suelo estar peleando en todas las carreras (Antonio) y la líder del Open de España Féminas.

km45. 11.20h. 2h de pedaleo.


Con ellos fui durante muchísimos kilómetros, los del CC Jerez llevaban el ritmo, iban bastante fuerte y yo pasaba cada vez que podía, íbamos cogiendo a gente, llevábamos un ritmo muy bueno y hasta el inicio de las subidas fuimos juntos. En las subidas, al tirar de riñones, las costillas me dolían bastante, pero no me impedía pedalear en condiciones, peor eran unos calambres que me habían empezado por el km50 en los isquios, aunque pedaleando en la parte de atrás del sillín se me pasaban.

El grupo se rompió en una subida muy dura por carretera, cada uno subió a su ritmo, la fémina se había ido por delante un poco antes, Antonio un poco después y otro Máster con él, los otros tres fuimos a nuestro ritmo y al final acabamos juntos en el avituallamiento que separaba la ruta larga de la de 70km, llegamos justo cuando se iba Antonio y el otro máster.

En crisis

Pensando que habría un pequeño respiro, viendo que la flecha indicaba por una buena pista ascendente, comí bastante, un poco de sandía, plátano, llené los botes y cogí un bocadillito que empecé a comer al arrancar a pedalear, sin embargo, la carrera no iba por donde pensaba y había que girar por un camino muchísimo peor, por una subida muchísimo peor, con rampones, piedras,... y yo con la boca llena y el bocadillito en la mano. Tragué como pude, y en vez de tirar el resto, me lo metí en la boca también. Las pasé negrísimas para subir, hasta que me pasó otro corredor y me pegué a su rueda y pude seguirle. La subida rebajó pero me quedé tieso, no pude seguir el ritmo del otro ciclista y rapidamente me sacó mucho espacio, me cogieron otros dos y casi se me van antes de coronar, pero llegué arriba con ellos y en la bajada larga y peligrosa que venía después me la jugué y los dejé atrás, muy lejos.

En la siguiente subida me quedé solo y subí a buen ritmo, aunque sin referencias, creo que de haber llevado a alguien a la vista podría haber subido mucho más ràpido porque llegué arriba fresco pese a subir fuerte, paré a hacer un pis, que estaba que reventaba y me cogieron otros 3 corredores, con ellos hice la zona técnica hasta la que llamaré "el gran terraplen", una bajada por una ladera en perpendicular, con una rampa de más del 30%, entre sin conocerla y cuando me di cuenta iba derrapando con la bici hacia abajo, con más miedo que vergüenza. La gente estaba bajando con la bici a cuestas, a mi me hubiera gustado, pero ya no podía parar, solté a los que iban conmigo y cogí a tres o cuatro que iban andando, antes de poder parar en un momento y lograr bajarme.


Km80. 14.41h. 5h26m de pedaleo.

Aún me quedaban dos subidas más antes de ir hasta Feria, donde se acaba la parte dura, la primera, una subida por carretera (que también se hace en la maratón de Santa Marta), se me dió fatal. Los calambres volvieron y los tuve casi toda la subida, coroné y en el llano por camino hasta la siguiente subida casi me trago un coche que venia de frente, iba acoplado, descansando el cuello y por poco... Llegué a la subida y alcancé allí a otros dos corredores bajandome un poco más lejo que ellos, en la parte alta fui con ellos, pero los superé porque uno tuvo una avería. Empecé a bajar fuerte hasta que al paso por unas piedras clavé la rueda delantera y salí volando por delante, menos mal que caí de pie y pude salir corriendo hacia abajo, paré lo menos 10 metros de donde se habia quedado la bici. Subí a por ella y ya bajé más tranquilito y rebajé mucho los esfuerzos hasta el pueblo para guardar fuerzas para la parte final.

Subida a Feria y final.

Ya solo me quedaba una última subida, y qué subida, unos 100mts que no había manera a hacer montado, vamos, casi no habia manera de hacerlos empujando la bici, por lo menos a mi así me lo pareció. Pasé el tramo malo y me monté, dando alcance al Máster del Jerez que me había soltado kilómetros atrás y superándolo . Coroné y allí estaban mis padres dándome ánimos y fotografiando a todo el que pasaba.


Bajada de Feria. Fin tramo duro.

Bajé el poquito que me quedaba y 15km para meta por terreno descendente con alguna ondulación. Me habían dicho que se hacían muy duros si daba el viento de cara, pero entraba totalmente a favor, con lo que hasta meta fui volando, casi sin tener que dar pedales aunque con fuerzas para poder haber dado un poco en el tramo anterior a la última subida de haber sabido que la parte final iba a ser tan fácil.


Prueba superada.

Finalmente entré en meta, 6h17m, puesto 36 de 64 en categoria Máster. 3500kcal consumidas.

Desde aquí, felicitar a mi compañero y amigo, Nando que no sólo se proclamó Campeón de Extremadura, sino que ganó la prueba del Open de España en categoría Senior, también felicitar a Pachío por terminar la prueba después de más de 7 horas dándole a los pedales. Y a Ángel por pelear tanto durante la carrera pese a que no pudiera puntuar.


Nando, vencedor 3ª Open de España XM.

Mañana pondré alguna fotillo, de todas maneras, si quereis ver las fotos que hizo mi madre para Avanzamosciclismo, las podeis ver en http://www.avanzamosciclismo.com/.

No hay comentarios: