viernes, 22 de julio de 2011

Via de la Plata. Etapa 3: Mérida-Valdesalor

Hoy he llegado de pasar las "penúltimas" jornadas de convivencia con mis compañeros del curso, última del curso de guía. Ayer acabamos el trozo que nos faltaba de la "Vía de la Plata" hasta Baños de Montemayor y continuando hasta Puerto de Bejar para luego bajar hasta "El Anillo" a llevar las bicis, lavarlas, preparar todo e irnos a Casas del Monte donde íbamos a pasar la noche para recibir allí la última clase del curso.

Pero antes de contar la "última ruta", vamos a hacer memoria de nuevo y seguiré con la "Vía de la Plata" donde la dejé, en el albergue del peregrino de Mérida y teniendo una nueva etapa por delante hasta Valdesalor, al ladito de casa.


Mérida-Valdesalor

Como todos los días, alrededor de las 7 estábamos ya en pie, unos antes y otros después, para desayunar, prepararnos y salir de ruta un día más. Cuando nos levantamos, el albergue estaba practicamente vacío, los caminantes se habían ido de madrugada y los otros "bicigrinos" estaban ya listos para partir. Así, cuando quisimos arrancar, éramos los únicos que estábamos en el albergue.


Buenas caras en Proserpina.

Los guías de ese día iban a ser Susi y José, quienes al no conocer Mérida, y aprovechando que los padres de Jero viven allí, tiraron de éste para salir de la ciudad, un punto siempre conflictivo en todas las rutas. Con su ayuda, rápidamente encontramos las flechas amarillas, las cuales nos llevaban hacia el Embalse Romano de Proserpina por un carril bici en el que el viento parecía que nos iba lastrar mucho durante todo el día entrando fronto lateral por la izquierda. Aunque sin problemas llegamos a Proserpina bastante rápido y con buena temperatura. En los primeros kilómetros habíamos ido comentando las penurias pasadas en el día anterior siendo una etapa a priori fácil, y las que podríamos pasar en ese día con un perfil un poco más complicado.

Después de una pequeña parada en Proserpina, retomamos la marcha alrededor del embalse y salir a una vieja carretera por donde discurre el "camino de la plata" hasta tomar un desvío a la izquierda por un camino un poco roto con mucha arena suelta, entre dehesas, una zona muy bonita y muy entretenida que pasó bastante rápido llegando a Aljucén donde teníamos concertada la primera parada larga del día para un avituallamiento antes de la tirada larga hasta Alcuescar.



Pachío Pro.

En Aljucén estuvimos un buen rato, comiendo, bebiendo, llenando bidones, camelback, echándonos fotos,... y tras retomar el camino... el Parque Natural de Cornalvo, caminos y senderos en ascenso entre dehesas, jaras y mucha tranquilidad. Uno de los tramos más bonitos del día, que junto con la mayor libertad que nos dieron los guias, nos permitieron divertirnos mucho rodando cada uno a su ritmo en ciertas zonas, juntándonos para reagrupar, echar fotos,... Así casi sin darnos cuenta nos plantamos en las proximidades de "El Cruce de las Herrerías", penúltima dificultad del día donde nos dieron tramo libre para darle un poco de caña.


La próxima en burro. By Pachío

En la ascensión, muy suave, progresiva, fuimos dando gas poco a poco, tiramos para adelante Pachío, Uvaldo (de menos a más en la ruta) y yo. Cada vez más fuerte nos fuimos acercando a las rampas más duras y empecé a darle un poco más fuerte hasta llegar a meter todo el desarrollo tirando a tope y llegando arriba sólo, con Pachío y Uvaldo un poco más atrás, y el resto en pequeños grupitos. Reunificación arriba y para Alcuescar, donde una piscina nos esperaba para pasar las peores horas del día, comer y ver el tour.


Yo te echo foto.
Para el sector de tarde, poco quedaba, Alcuescar-Valdesalor, un terreno mucho más conocido para mí. Con una parte final muy habitual en nuestras salidas, por tanto, era como estar en casa. Les fui explicando a mis compañeros lo que nos quedaba, las dificultades, lo que había para poder ver, coger agua, parar,... y con el incentivo de que al llegar a Valdesalor iba a preparar las cosas e irme a dormir a casa para descansar mejor y volver a la ruta al día siguiente, día que me tocaba guiar a mi.


Tú me echas foto. By Pachío

Al final llegamos a Valdesalor un poco más tarde de lo que pensaba, las largas paradas en Casas de Don Antonio, Miliarios, las fotos en el puente romano de antes de Aldea del Cano, y para finalizar, el pinchazo de Pachío casi entrando en Aldea, nos hicieron llegar casi a las 8 de la tarde a Valdesalor, una hora más tarde de lo que tenía previsto. Una hora menos para descansar, pero... que agusto iba a dormir. jeje!


Esto... By Pachío
Tenía pensado subirme con la bici hasta casa y ya bajarme en el coche el día siguiente, pero entre las horas a las que llegamos, que nos quedaba una hora más para dejar todo preparado,... las 9 no eran horas para irme en bici y fueron mis padres los que se pasaron a por mi y acercarme a Cáceres. Hasta las 9.30 no llegue a casa, poco tiempo para disfrutar, pero menos es nada.


Al fin en Valdesalor. By Pachío


No hay comentarios: