miércoles, 6 de julio de 2011

Guiando por Sierra de Gata

Fin del tríptico de rutas de esta semana. Como preparación, tanto física como logísticamente, a lo que nos espera la semana que viene en la "Vía de la Plata", esta semana teníamos planeadas tres rutas organizadas y guiadas por grupos. Como ya os he contado en anteriores entradas, el lúnes nos tocó una ruta por Cabezabellosa, Valle del Jerte,... organizada por Susi, José, Pachío y Jero, ayer por Granadilla, organizada por Rafa, Julián, Fran y Uvaldo, y para acabar... Ruta por la Sierra de Gata, nuestra ruta, llevada a cabo por Carlos, Raúl y yo.


Foto de familia sin mi.

Como Carlos es de Torre de Don Miguel y Raúl de Torrejoncillo, es decir, ambos de la zona, especialmente Carlos, fueron ellos los que se encargaron de trazar un recorrido interesante, adaptado al grupo y a la situación en la que llegábamos, tras dos días de rutas y gente no adaptada a ello. El trazado elegido, una ruta circular por Torre, Cadalso y Gata, plagada de subidas y bajadas, pistas, senderos, callejas,... zonas con bancales de arena, de polvo, piedra suelta, técnicas, bastante técnicas, sencillas, muy sencillas, subidas de asfalto... una ruta de puro btt concentrada en poco más de 30km y con más de 700 mts de desnivel pero que no ha supuesto grandes problemas para el grupo al ir casi siempre entre pinares, con muchas zonas de descanso,... Un 10 para ellos en mi opinión, ¡ENHORABUENA!

En cuanto a lo que me tocaba a mí, comentar algunos aspectos de la zona, algo de historia, ubicación,... aunque mi principal papel era el de apoyo dentro del grupo, dando unión al grupo y mantenerlo cohesionado. Al ser tres guías, el trabajo es bastante sencillo, un guía fuerte en cabeza para dar un ritmo decente a la marcha y que los de delante no se aburran, un guía cerrando el grupo para que nadie se quede atrás y otro subiendo y bajando, controlando que los de detrás no perdieran referencias, subiendo a cabeza cuando los de delante se iban de ritmo, y salir a cortar ataques de alguno que se adelantara al guía de cabeza y que este no pudiera seguir, hacer fotos,... Además de no separarme de la cabeza en los tramos de subidas libres. Vamos, una función muy divertida.

Raúl, un guía de lujo.

En terminos generales, el guiado lo hemos hecho bastante bien, salvo tres pequeños errores, creo que el día lo hemos salvado con bastante buena nota. Hemos elegido una ruta preciosa de la que todos han salido encantados, hemos llevado un ritmo divertido para los que andaban más y llevadero para los menos fuertes, hemos hecho las paradas justas, sin cortar mucho el ritmo, paradas culturales, paradas técnicas, a coger agua, un bañito,... además de las propias de una ruta en btt, por algunos pinchazos.

Y por eso de los pinchazos nos ha llegado el primer error, uno de los compañeros se había llevado su bici y tenía llantas para válvula fina y caundo ha pinchado... solo llevábamos para válvula gruesa, como lo son todas las bicis del curso. Si hubiéramos llevado parches, no hubieramos tenido problemas, pero... no los llevábamos. jeje! Menos mal que con cinta americana hemos podido salir del paso, sino... nos hubiera costado un buen calentón para regresar al coche de apoyo.


Un bañito en Gata

Los otros dos errores han venido ya casi al final, uno de los tramos libres acababa un poco delante de un cruce, habíamos quedado que el tramo libre acababa tomando uno de los caminos y parando un poco más arriba. Los que iban conmigo en cabeza no han tenido problema, pero detrás venía el guía del medio que se había adelantado a un grupo de tres que venían entre medias y cuando han llegado al cruce no sabían por donde era y han tenido que esperar al guia de cola (si hubiera decidido seguir, se nos podrían haber perdido). Lo podríamos haber solucionado con dos formas muy sencillas, parando el tramo libre un poco antes, o manteniendo la posición el guía del medio. Pequeños erros a pulir.

El último error ha sido muy similar, el guía de cabeza ha llegado a un cruce y ha seguido con los que iba, y cuando han llegado los siguientes no sabían por donde seguir, yo venía remontando porque me había quedado un momento de guía de cola y los llevaba a la vista, pero no veía a la cabeza y como no me sabía la ruta... pues tampoco les he podido indicar y nos hemos tenido que esperar a Raúl que venía un poco por detrás. Este fallo era menos grave, porque lo único que suponía era parar un poco y evidenciar que uno de los guías no se sabía la ruta (yo mismo, jeje), eso no puede suceder, pero al menos nadie se hubiera perdido. De todas maneras, si el guía de cabeza se hubiera esperado en el cruce, o yo no hubiese tardado en hacer el cambio con Raúl, o hubiese subido un poco más fuerte hasta localizar la cabeza, hubiera llegado al cruce con la cabeza a la vista y no hubiese pasado nada, pero... otro fallito a falta de 2-3km de acabar. Con lo bien que lo llevábamos. jeje!

Para finalizar, un tramo de bajada por sendero con muchas piedra, bastante técnico que ha encantado al personal y ha dejado un gran sabor de boca final para que las evaluaciones finales fueran con una sensación agradables. Las críticas finales, salvo esos fallos, han sido positivas, la valoración general ha sido muy buena, todos encantados, y nosotros contentos con nuestra práctica. La semana que viene, en la Ruta de la Plata, examen práctico, trabajo por pareja e individual, Pachío yo guiaremos el miércoles al grupo desde Valdesalor a Cañaveral, esperamos hacerlo bien.

No hay comentarios: