viernes, 24 de junio de 2011

Ruta Heidi!

No, no es el camino para llegar a la casa rural de Heidi Klum, por si alguno se lo estaba preguntando. jeje! Es el nombre de una ruta que parte desde la carretera que sube al Puerto de Honduras en las proximidades de Hervás (Cáceres) y desde la cuál hay unas vistas indescriptibles del Valle de Ambroz, Gata, Hurdes, Sierra de Francia,... Una pista entre castaños, robles, pinos,... en la que cualquier aficionado a la naturaleza, al ciclismo de montaña, senderista,... puede disputar sin una gran exigencia física.


Ruta Heidi

Como ya sabíais algunos, ayer, como parte de nuestras clases de "Guía por Itinerarios en Bicicleta", salimos a hacer una salida en la que además de empezar a acostumbrarnos a ir como "Guías" en grupos, poner en prácticas las técnicas de orientación que hemos estado realizando durante esta semana. Así, cargados de mapas topográficos de la zona, brújulas y un Gps, pusimos rumbo tempranito para la Plaza de Toros de Hervás donde íbamos a situar nuestro punto de Inicio y Fin de la Ruta.


Perfil Ruta Heidi

11 alumnos: Julián, Frán, Pachío, Iván, Rafa, Raúl, Jero, Carlos, José, Uvaldo y yo, más Mario y Javi, para llevarnos por el "buen camino", comenzábamos a ascender el Puerto de Honduras en busca del inicio de la Pista Heidi. Supuestamente, el ritmo del día iba a ser mucho más tranquilo que el del día anterior en el que teníamos libertad, sin embargo, Javi en cabeza arranca el puerto metiendo un poquito de caña (él piensa que no, pero el día anterior íbamos más despacio y nos quedamos 5 casi sin querer) y en pocos metros estamos los dos solos y un reguero de gente por detrás, le aviso y levanta el pie (un poco incrédulo) y empieza a entrar gente. Llegamos al inicio de la Heidi, pero antes de empezar nos paramos en la fuente que hay pocos metros más adelante junto a la carretera. Cuando todos han llenado los bidones... para arriba.


Subiendo la Heidi

Los primeros kilómetros de la ruta son con clara inclinación ascendente, siempre por pista de tierra en buen estado, salvo en algunos puntos en los que la inclinación aumenta un poco y el hormigón sustituye a la tierra como superficie. En cabeza vamos muy despacio, manteniendo la unidad del grupo pero aún así hay algún corte en la parte de atrás, algo un poco increible en gente que se está preparando para "Guía de Itinerarios en Bicicleta", el día que tengan que guiar a un grupo y se vayan quedando, no se como harán.

Llegamos a un cruce cuando no iban ni 1km de pista y primera parada, mapas fuera y a comprobar el camino correcto, más que nada para practicar la orientación sobre mapas que por ver por dónde era, ya que estaba bastante claro. Reunificación y para arriba otra vez, disfrutando de la naturaleza, de la compañia, de los sonidos del bosque,... un espectáculo natural. Pachío y yo llevábamos el pulsómetro y nos preguntamos el "Pal pito" a ver cómo nos va, 117ppm para mi, y poco más de 120ppm para él. Vamos al relentí la mayoria, haciendo equilibrios con platillo pequeño y piñones altos para poder tener algo de cadencia. Aún así no vamos todos pasados 200-300mts del parón y el profe tiene que parar a poner un poco las pilas al personal.


Pachío triangulando.

Van pasando los kilómetros entre la arboleda, la temperatura es ideal, el olor de la naturaleza, de los distintos árboles, arbustos, a tierra,... es indefinible, sólo los que disfrutamos habitualmente del campo podemos entender esas sensaciones, aunque en mi caso, algunas eran percepciones, ya que nunca había estado en esa ruta. Casi al coronar el tramo largo de subida, parada larga, mapas y brújulas fuera, estamos en una zona que no se ve gran cosa, pero podemos ver Hervás, el embalse y alguna cosilla más y con eso... a triangular para localizar las coordenadas exactas en las que estábamos y luego a comprobarlo en el Gps a ver si habíamos acertado. Primero teníamos que hacerlo sin brújula, parece fácil, pero en realidad, nadie se aproximó más de 500mts y casi todos tuvimos bastante error. Al sacar la brújula y triangular, la cosa cambió y ya nos situamos todos bastante.

Otra vez en las bicis y a terminar la subida, arriba, con mejores vistas, nuevamente abajo y a situarnos de nuevo, esta vez es muchísimo más sencillo, no por saber ya dónde estábamos, sino porque teníamos muchos puntos de referencia. Hacemos una parada larga para comer un poco y buscar nuevas perspectivas y a la marcha de nuevo. La ruta, a esa altura, llanea mucho al circular por la ladera de las montañas, con los picos a la derecha (Valdeamor, Canchal de la Gallina,...) y el Valle de Ambroz a la izquierda. Varios kilómetros vamos así hasta una pequeña bajada que da a un valle abierto en el que se ve, en frente, una nueva subida. Hacemos alguna parada más para hacer la orientación de nuevo y proseguimos, no sin varios pinchazos, primero empiezo yo, un pequeño pinchacito en la rueda trasera que nos hace parar en una sombra minúscula. Con la ayuda de Javi y Uvaldo, cambio rápido la cámara y seguimos, coronamos la segunda subida, punto más alto de la ruta, y a bajar.


El grupo.

Antes de bajar, Javi nos reune y nos indica que bajemos con cuidado, guardando distancias, en pequeños grupos y sin hacer tonterias. Inicio la bajada en el primer grupo, con Raúl, Frán y Uvaldo hasta el primer cruce, reunión y otra bajada, empieza a tomar más pendiente la pista y aparecen las roderas, piedras,... la gente se va animando y al ir fuerte... pinchazos que te crió por mordiscos, tres o cuatro en la bajada con Jero como principal protagonista. Nueva reunión con medio bronca incluida, por aquello de los excesos de alguno y los defectos de otros y hasta la carretera de Hervás donde finaliza la Pista. Reunificación total y despacito hasta el inicio del Puerto de Honduras donde Javi nos da via libre y nos desfogamos un poquito hasta los coches, aunque después de casi cinco horas y media de pedaleo y poco más de 30km, no se si había muchas ganas de desfogarse. jeje!

No hay comentarios: