viernes, 13 de mayo de 2011

Recuperando el tiempo perdido

Otra semana que vuela. Cuando se quieren hacer muchas cosas, da la sensación que las horas y los días de la semana son insuficiente. Eso me está pasando ultimamente desde hace mucho tiempo y esta semana no podría ser de otra manera.

Después de estar unas semanas en las que apenas podía montar en bicicleta y sin duda alguna, sin poder entrenar, esta semana volvía a encontrar mejores sensaciones desde principios de la misma. El lunes no estaba muy cansado de la maratón del domingo y salí a darle un poco de caña a las piernas haciendo subidas, no porque fuera lo que me tocaba, sino porque me apetecía soltar un poco de adrenalina. Dos subidas a las antenas, la primera por la verada, la segunda por la que era una de las subidas más complicadas de Cáceres, hasta que la hormigonaron y ahora solo es un rampón muy duro. Finalmente el día quedó en poco más de una hora, no había mucho más tiempo, y 23km.


Perfil del lunes

El miércoles era momento de volver a retomar los entrenamientos después de mucho tiempo sin hacer trabajo específico. Algo más de 3 horas de salida con la btt, series en subida a intensidad aeróbica, no era exactamente lo que me hubiera gustado, me tocaba hacer las subidas al umbral, pero la rodilla todavía me daba guerra al hacer mucha fuerza. Aún así, me pegué una buena, de salida, tras un pequeño rodaje, Portanchito y continuación por la carretera/vereda de la izquerda hasta la subida de las antenas, bajada por la vereda, periodo de transición hasta el Residencial Universidad y de nuevo a la carga, subida al Cerro de la Buitrera, bajada y por las minas de Valdeflores hasta coronar de nuevo en las antenas. Pequeña subida pero durísima a la izquierda de la cresta y para abajo hasta el campus, por el camino hasta el Río Guadiloba y vuelta para acabar haciendo la Montaña, Antenas, y para casa.


Perfil del entrenamiento del miércoles.

El jueves, el mejor día. Ya casi sin molestias en la rodilla, me tocaba hacer otra vez 3h, pero por terreno llano a diferencia del día anterior a R1/R2. Como no me apetecía salir solo, estaba escribiendo a Ángel para ver qué iba a hacer él cuando me empezó a sonar el móvil y era él para lo mismo. Así, por la tarde, a rodar a buen ritmo y mejor compañía por las pistas del Sureste de la ciudad: Cantera de Olleta, Las Aves, Sierra de Fuentes, Torreorgaz y Torremocha, todo ello por pistas con viento de cara hasta meternos en la calleja de la "Fuente de la Bomba", un barrizal, unos charcos... la rueda se nos hundía una cuarta, el pedal casi llegando a rozar en el barro.... un poco asqueroso, pero siempre viene bien para mejorar la técnica circulando a 3-4km/h por un terreno muy resbaladizo con piedras sorpresas y poco más de un metro de anchura. Una vez fuera de esa emboscada, camino de Aldea del Cano y por el Camino de Santiado, "Vía de la Plata" hasta Cáceres con una nube muy amenzante que nos dejó llegar a casa con la sensación del trabajo bien hecho. 2h43m y 61,17km.

Y así llegamos al final de la semana, con otra carrera en ciernes y con la sensación de necesitar unos días más de entrenamiento para recuperar la forma perdida y sobre todo, perder los kilos cogidos, hasta 5 en las tres semanas con la rodilla ko. Aunque en los últimos días he perdido dos kilos, aún me quedan otros 3 para perder, con lo que cuestan los jodíos.

Os dejo algunas fotos del miércoles.


Cáceres desde La Buitrera

Eso tiene mucho desnivel

Río Guadiloba
Por cierto, mañana, gracias a BICICLETAS PELÍN, probaremos unas Orbea Alma 29er. A ver qué tal se nos da montar en una bici de ruedas más grandes de lo habitual, espero que no nos de vértigo desde esas alturas. La ruta será bastante llanita, haremos la primera parte del Maratón Extrema y Dura de Orbea que se celebró un par de años seguidos y que no ha vuelto a disputarse. Seguro que nos lo pasaremos muy bien, eso sí, guardando fuerzas para el domingo que hay que estar lo mejor posible en Talayuela. Aunque para lo que hay que hacer... jijijiji!

No hay comentarios: