lunes, 9 de mayo de 2011

Maratón de Plasencia

Esta semana he estado muy ocupado recuperando el tiempo perdido de los días que pasé la semana pasada en la playa y no tuve mucho tiempo para poder actualizar el blog. Además, el dolor de la rodilla me ha tenido bastante limitado y, por eso, no os dije que hoy iría a correr a Plasencia. No tenía pensado ir, tres semanas sin poder entrenar, haciendo salidas cortas sin poder apretar mucho, dolor en cuanto metía desarrollos largos o en subidas,.... A partir de mediados de semana pude empezar a meter algo de intensidad y me decidí por apuntarme a la carrera y no volver a salir con la bici hasta hoy para recuperar la rodilla al máximo.

Viernes y sábado sin tocar la bici no me han venido mal porque esta mañana, al subirme a la bici casi no tenía molestias en el pedaleo. Siempre con poca cadencia, sillín muy alto, de pie todo lo posible,... y bien, a calentar todo lo posible antes de la salida.


Antes de salir

En la salida, con tranquilidad, en mitad del pelotón, sin meterme en jaleos para ir cogiendo calor y que la rodilla no me pegara un pinchazo en el inicio y fastidiarme la carrera entera. Con el plato mediano, nada de desarrollos largos y un no parar de corredores pasándome por un lado y otro, pero al menos sin grandes molestias en la rodilla, solo un pinchacito que me restaba más por el miedo a apretar y aumentara que lo que me pudiera molestar.

Poco a poco he entrado en calor y he empezado a remontar, especialmente al llegar a encontrarnos a los de la marcha a los que he ido adelantando hasta meterme en carrera. Media carrera en grupo, unas veces más grande, otras más pequeño hasta que en una zona rapidísma uno del grupo se ha puesto a tirar muy fuerte, nos hemos ido tres por delante y ya a plato he empezado a forzar hasta que he tenido que aflojar y rodar un rato de pie. He bajado la velocidad y el plato y volviendo de nuevo a un desarrollo ligero y con cadencia he vuelto a rodar sin problemas. Ahí me ha cogido Christian, un compañero Máster 30, que venía pinchado, he parado a ayudarle, pero pese a estar un rato intentanto arreglar mi bomba, lo hemos tenido dejar por imposible, se me ha roto y no he podido ayudarlo. Nos han cogido otros bikers, algún máster, otros de la marcha, entre ellos Elias, y hemos entrado en el tramo pestoso paralelo a la carretera. Los de la marcha han decidido ir por la carretera y con ellos uno de la maratón que nos ha dicho que le daba igual que le descalificaran, no he podido ver el número y con gran rapidez hemos visto como se nos iban por la carretera.


Últimos metros

Después del avituallamiento he ido con el otro Máster, uno de Zafra, durante un rato hasta que se ha parado en una subida y me ha dicho que me fuera que el no podía más. A partir de ahí, hemos entrado en zonas técnicas, he adelantado a varios de la marcha, entre ellos a la primera fémina y a un cadete y con cuidado he ido superando los pedruscones hasta que nada más terminarlos, en una bajada de hormigón, he ido a estirar los riñones, confiado por ir en un terreno fácil y en un momento, justo en una curvita, había un montículo de arena acumulado en el medio, me lo he comido practicamente suelto del manillar y... castañazo. Por suerte he salvado unas piedras grandes que había al lado y solo me hecho unos raspones y dado algún golpe.

A partir de ahí, hasta meta, media hora de cola para lavar la bici y a la barbacoa que nos habían montado los buenos del CC Ex-Aequo de Plasencia.

Ahora a descansar con la rodilla como un poste mientras veo el tenis. ;(

Finalmente, una vez vistas las clasificaciones, el 43 de la general y el 20 en Máster 30, aunque con la de gente que atajó, perdió el dorsal,... a saber cuál es el puesto real que hice. Al menos, que yo sepa a ciencia cierta, dos máster 30 que llegaron por delante de mí, lo hicieron sin completar todo el recorrido. Los dejé atrás faltando algo más de 20km a uno, pinchado, y a otro a falta de 15km reventado y empujando la bicicleta y ahora aparecen 17 minutos por delante de mi.... En fin.

No hay comentarios: