lunes, 16 de mayo de 2011

8ª Open de Extremadura. Talayuela

Una vez superados los problemas de rodilla, la maratón de Plasencia, los duros entrenamientos de la semana, la prueba de las Alma29,... Ayer nos presentábamos en Talayuela un poco cansados para disputar la 8ª prueba del Open de Extremadura.

Quedábamos Ángel y yo en mi casa a las 8.30 para hacer el viaje, esta vez llevaríamos "conductora y fotógrafa particular" ya que Almudena no solo nos iba a acompañar sino que además iba llevarnos y traernos, que es algo que se agradece muchísimo los días de carrera. Conducir en la ida se hace pesado, pero a la vuelta... se hace eterno.

Al llegar a Talayuela, mala señal, no tengo muchas ganas de correr. Hace fresco, me duelen las piernas, un viento muy fuerte,... Pero ya que estamos, habrá que hacerlo lo mejor posible. Preparamos las bicis, nos enfundamos la equipación del equipo y nos juntamos con Víctor, el otro Pelín Bicicletas-Avanzamos, para dar una vuelta de reconocimiento, más que nada para ver cómo está el terreno, porque el circuito ya lo conocíamos del año anterior, salvo algunos tramos diferentes en la parte técnica del final.


Primera vuelta.

El inicio es el mismo, ligera bajada, curva de herradura al derecha para afrontar una subida explosiva, giro de izquierdas para afrontar un largo tramo descendente muy botoso, al final del mismo, curva cerrada a la izquierda y toca hacer el tramo anterior pero en subida que finaliza con un repechón corto, arriba un giro cerrado y colina abajo, arriba de nuevo, giro, pequeña bajada y para arriba de nuevo, giro y para abajo,... múltiples ondulaciones por las colinas de la dehesa, subidas explosivas y curvas cerradas, bajadas botosas, es un no parar hasta un llanito junto a una charca donde finaliza la primera parte del circuito.


2ª Vuelta

Pasado ese tramo, empiezan subidas un poco más largas con surcos, agujeros,... muy pestosas que nos llevaba a la subida más larga del circuito con una pendiente sostenida bastante pronunciada que al coronar nos reservaba una pequeña transición antes del tramo técnico del circuito.

El tramo técnico se iniciaba con una subida brusca muy estrecha que sin respiro te lanzaba por un cortado con sorpresa en la parte de abajo, abajo te esperaba un callejón muy estrecho por donde el sendero giraba a la izquerda bruscamente, de frente un muro de tierra amenazaba con frenar en seco a los corredores. Salida del "callejón" y nuevo giro brusco a la derecha para subir una zona muy complicada, sendero con ondulaciones y otra "caida libre" con curva de izquierdas al final y terraplén a la derecha. Otra zona corta de transición y nuevo "escalón", pasó por un socabón de hormigón, zona ondulada de nuevo y subida fuerte hacia un terreno muy roto en descenso que acababa en otra "caída libre" con giro a la izquierda por una pista, nos salíamos de la pista por un par de surco a la parte final del circuito. Un montículo con mucho desnivel y dos roderas grandes, bajada del mismo, zona descarnada y meta.


Subida de atrás.

Tras la vuelta de reconocimiento sin sobresaltos, calentamos un rato y a la línea de salida. Me coloco en la parte izquierda del grupo para poder tomar abierto la primera curva de herradura y no quedarme cerrado en el medio. La jugada me sale bien y afronto la subida explosiva en 6º lugar, me pasan dos corredores, entre ellos mi compañero de equipo al que había visto por el rabillo del ojo y había dejado espacio para que pasara pensando que no podría seguir el ritmo de ellos e igual le daba un hueco de ventaja con los que vinieran detrás de mí. Sin embargo, al llegar arriba estoy pegado a su rueda y estamos en el grupo. Aguantamos así las primeras subidas y las zonas de ondulaciones, me llevan haciendo la goma pero aún aguanto en el grupo, sufro al máximo para no soltarme y ver hasta donde puedo llegar. En la zona de la charca se me van un poco, los tengo muy cerca y tiro a tope para ver si los de delante van tan petados como yo y levantan el pie en la siguiente subida, pero ni hablar, el que lo tiene que hacer soy yo después de 8-10 minutos de máxima intensidad, necesitaria otros tantos rodando más suave para poder recuperarme, había apostado fuerte y lo estaba pagando. Al poco me adelanta otro máster, que me cambia el ritmo en una subida y no lo puedo seguir. Al salir de la zona técnica, sin problemas, veo a mi compañero de equipo como está coronando la subida fuerte que nos lleva al tramo final, por detrás de él dos corredores, me han sacado entorno a un minuto y eso ya es definitivo. Es momento de bajar de las 180 pulsaciones y recobrar el aliento.


Última subida

A mediados de segunda vuelta, el sofocón ya se me ha pasado y empiezo a meter de nuevo intensidad y rodar a un ritmo más sostenible y que sería el que aguantara hasta el final de la carrera. Como no tengo a nigún Máster cerca, me empiezo a marcar objetivos con corredores de otras categorias, coger a Senior, Élites y Sub23, aguantar la rueda de los Máster 40 que me han superado viniendo de atrás,... y así toda la carrera hasta la fatídica 5 vuelta. A falta de menos de un kilómetro de la meta, nada más entrar en la zona técnica, compruebo dos cosas empotrándome de cabeza contra el muro de tierra, la primera, que los cascos salvan vidas, y la segunda, que no llevo frenos en la rueda trasera. Aunque esto último no me dí por enterado hasta lanzarme aún aturdido a la siguiente caida libre y ver que no hay manera de parar la bici cuando se lanza. Después del trompazo, un cabezazo a lo Zidane pero tomando impulso con la bicicleta, no sabía muy bien hacia donde tenía que seguir, vi que venían ciclistas y me aparté para que pudieran pasar. Comprobé que la bicicleta estaba bien y con muy mal cuerpo los últimos 4-5 minutos que me quedaban hasta meta cruzandola en 9º lugar.


9º en meta.

Más de 30 horas después, tengo todavía dolor de cabeza de haberme "encajado" el casco al máximo, abrasiones en la frente por lo mismo, un pequeño golpe en el pómulo, dolor de cervicales y algún arañazo por ahí suelto, nada del otro mundo para lo que podría haber pasado de no llevar casco. Por lo tanto, CASCO SIEMPRE, y no sólo en competición.

Esta semana tendré que llevar la bicicleta a que me cambien las pastillas de freno y me comprueben que todo está bien.

No hay comentarios: