sábado, 23 de abril de 2011

Semana Santa. Semana de agua, pinchazos y dolores.

No ha sido una buena semana para montar en bici, a parte de no haber parado de llover en toda la semana, las circunstancias que se han ido sucediendo no han mejorado a la meteorología.

Empecé la semana con muchas molestias de la maratón del domingo pasado, en Los Santos de Maimona bajé el sillín porque quería bajar más seguro en algunas zonas y no reparé en devolverlo a su posición en la carrera de Fuenlabrada de los Montes. Allí fueron muchos kilómetros con el sillín bajo y metiendo mucha presión en la rodilla que al final de la carrera la "condromalacia" se me alteró y acabé con bastante dolor en los últimos kilómetros y sobre todo por la tarde al llegar a casa.

El lunes salí con la btt a última hora de la tarde a lavar la bici y de paso dar una vueltecilla, el dolor de rodilla era más molesto que otra cosa, tampoco estuve mucho tiempo y no se me alteró demasiado. El martes tocó descanso total y la cosa mejoró un poquito por lo que el miércoles hubiera podido salir si el tiempo lo hubiera querido así, pero como llovió mucho durante toda la tarde, decidí cambiar la salida por hacer musculación que me tocaba un día esta semana.

El jueves me levanté con unas agujetas de órdago, los gemelos e isquios, principalmente, me ardían. Hacía tiempo que no hacía musculación y eso se notó mucho, las agujetas fueron de las buenas y nada mejor que una salida larga a ritmo suave para quitar esos dolores.¿Lo malo? Que en la calle caían chuzos de punta. Salí con el chubasquero y los botines dispuesto a hacer unos 100km, pero entorno al km30 tuve un pinchazo en la rueda delantera que junto al agua que me cayó mientras lo arreglaba, vuelta y para casa metiendo un poco de ritmo. Al final algo menos de 70km y de nuevo molestias en la rodilla.

Viernes de penitencia

Cuando salí llovía bastante y arranqué muy fuerte para aprovechar el tiempo antes de que oscureciese. La carretera estaba llena de agua, tanto que en los primeros kilómetros no ví un bache tapado y me lo comí con la rueda trasera. Pinchazo. Nueva arrancada y ni dos kilómetros más allá nuevo pinchazo, había enganchado un alambrito. Demasiado para mi, media vuelta y para casa a toda leche. Algo más de 11km en 21m.

Rodilla KO

Esta mañana continuaba lloviendo cuando me he levantado y me he quedado en casa hasta casi las 12 que ya ni llovía ni estaba mojada la carretera. Como no me apetecía coger la de carretera, viendo la racha de pinchazos que llevo con ella, he cogido la btt. En la primera hora sin problemas, rodando en R2 he hecho algo más de 30km por carretera, a la vuelta, por caminos me ha empezado a doler la rodilla de nuevo, primero ligeras molestias, luego un poco más y al final casi no podía pedalear. Aún así he hecho algo más de 20km en la segunda hora. La parte final ha sido un suplicio, ya me costaba mucho pedalear con la izquierda, rodando al 50%fc, relajando todo lo que podía pero no habia forma de evitar el dolor. He llegado a casa bastante fastidiado, tengo la rodilla algo inflamada y me duele mucho al doblarla.

Hace unos meses también se me alteró también una semana pero se me acabó pasando en 2-3 días, esta vez parece que dura más, espero que se me pase que viene un final de temporada bastante duro en dos semanas y no me gustaría perdérmelo. Tendré que retomar el Coderol y no dejar de tomarlo, que en cuanto se quita el dolor se me olvida seguir con él.

1 comentario:

Almu dijo...

Yo te voy a cuidar para que te pongas prontito wueno. Un beso amor