martes, 19 de abril de 2011

18º en "La maratón de la miel". 2ª Open de Extremadura XM.

Ayer tuvimos la segunda maratón de la temporada en Fuenlabrada de los Montes, muy cerca de Villarta de los Montes donde corrimos la primera maratón en el mes pasado. Si la carrera de Villarta fue dura... la de ayer no es que no se quedara a la zaga sino que la superó ampliamente.

De salida un repechazo, de hormigón y cantos rodados, de casi 1.5km y grandes desniveles que quitaba el aliento. Una vez coronado terreno descendente por pista de piedra suelta con algún tobogán, descenso rapidísimo por carretera, y a ascender por callejas rotas y estrechas que llevaban de nuevo al repechazo de salida al que habia que volver a subir, aunque esta vez tan sólo unos 500mts para girar la izquierda y entrar en un camino. Una vez en el camino, las piedras sueltas se iban acumulando mientras hacíamos unos toboganes que acababan en una bajada fuerte llena de piedra suelta que podría llegar a ser peligrosa. Paso por el pueblo, zona de llanos con mucho viento, subida corta y estrecha de aperitivo, pequeña bajadita y primera subida larga del circuito. Una vez coronado ese puerto, descenso rapidísimo por pista y unos llanos donde se podía colaborar, si se iba acompañado de alguien con ganas de hacerlo. Nueva subida, corta pero intensa con final de piedras, descenso y nuevo puerto a la vista que haría de final de vuelta. La ascensión iba ganando intensidad y dificultad, cada vez la pendiente se iba inclinando más y aparecían más piedras sueltas. Tras coronar, bajada rapidísima por hormigón hasta el inicio de una nueva vuelta. En la última vuelta, en vez de acabar ahí, había que subir 600mts hasta unas antenas en lo más alto de la montaña. Ese sería el postre.



Tomamos la salida más de 100 corredores, eramos un pelotón muy numeroso. No tenía intención de meterme en peleas de salida, así me quedé en la parte trasera para ir a mi ritmo poco a poco para no echar el hígado en la subida. Mi compañero de equipo, Ángel, salía justo delante de mi. En los primeros metros nos fuimos abriendo hueco entre la gente y fuimos progresando rapidamente, según las rampas iban tomando mayor desnivel  nos íbamos barajando en el pelotón. Al llegar arriba alcancé a mi compañero de equipo y vi que no iba muy bien, como es mejor que yo, me puse a tirar de él para meterlo en carrera y que una vez se le pasara la crisis pudiera luchar por puestos de cabeza. Al principio le costaba seguirme y tuve que esperarle, luego ya me pilló rueda y tiré a reventar para entrar en un grupito que se estaba formando a unos 200-300mts por delante de nosotros, nos metimos en él y nos pusimos a dar relevos enganchando con más gente. Por mi parte iba entregado para tratar de ayudar hasta dónde pudiera, y ya empecé a ceder puestos en el grupo. Ángel me iba a animando para que siguiera y me esperó varias veces pese a decirle que se fuera él para adelante. Finalmente él se puso a tirar del grupo conmigo a rueda hasta entrar en las callejas donde poco a poco fui volviendo a cola, ya casi al final de la calleja, el corredor que llevaba delante se medio cayó y me hizo perder unos metros, tuve que apretar para enganchar de nuevo y lo hice justo al empezar de nuevo el hormigón. Empecé la subida ya muy pasado y a los pocos metros empecé a perder contacto con la cola, un poco más, otro poco más,... cuando coroné vi que el grupo se habia roto bastante, habia 4-5 a unos 100-200mts que pasarían a ser 200-300, 300-400, otra vez 200-300,... así hasta el paso por el pueblo donde me pegó un flatazo de impresión y me quedé totalmente clavado. Había tragado mucho aire al ir tan forzado y me iba a tocar sufrir mucho.



Empecé a ceder metros rapidamente, perdí a la vista al grupo y a otro corredor con el que iba en esos momentos, me adelantó otro, y otro, un par de kilómetros en solitario y me alcanzó un grupito al que ni pude coger rueda, otros dos o tres corredores sueltos y lo mismo. Me alcanzó un grupito de varios corredores que llevaban un ritmo muy cómodo e iban 2 M30 y me metí con ellos, era un grupo ideal para rodar bastante bien toda la vuelta, pero pese a no ir muy fuerte, 140-155ppm, el pinchazo en el costado no me dejaba pedalear y tuve que dejar que se fueran. Coroné con un chico y bajando y el llano fuimos a relevos, hasta que de repente se soltó. Me cogió más gente y se me iban sin poder hacer nada, tampoco podía beber porque me dolía más, la subida de las piedras la hice sin apenas esfuerzo con un desarrollo muy corto en el que poder mantenerme sentado y estirado. En la última subida lo pasé bastante mal, pero al fin coroné e inicié la segunda vuelta.



En la bajada larga, poco a poco se me fue pasando el dolor y al menos pude comer, en el hormigón me dolía pero menos, fui poco a poco mejorando, aunque empecé a notar que iba algo deshidratado, había bebido muy poco en la primera vuelta y ahora solo me quedaba medio bidón para hacer algo más de 20km. Me cogió otro M30 que me esperó para ir juntos después de la subida larga, pero antes de empezar ya se me habia ido, me cogió un senior (José Ángel) con el que hice la carrera de Villarta y que ya nos hemos hecho coleguillas. Me dijo que fueramos juntos, pero le dije que no podia hoy, que tirara que por delante iba un M30 que le podia ayudar, pero me dijo que me metiera a rueda y a ver hasta donde llegaba. Eso hice y de repente se me pasó el flato y pude aguantarle la rueda, alcanzamos al M30 y no pudo seguirnos, le habia dado un bajonazo de golpe. Coronamos y le dije que iria a tope hasta la la subida de piedras y que ahí fuera él quien se fuera para delante hasta ver donde llegaba para ver si podia mejorar algún puesto en senior. Fuimos a relevos, llevando yo la mayor parte del peso, hasta la subida donde nos quedamos a 50mts de coger a otro corredor, le dije que ahora lo que tuviera que hacer lo iba a hacer con sus fuerzas y me tomé con calma la subida, aunque aún así me entraron calambres en los isquios, si bien echado en la parte de atras del sillín y estirando las piernas en cada pedalada podía ir bien.



Llegué a la subida final con el otro corredor a unos 100mts y el J.Ángel a 200-300mts, a lo lejos veia a varios corredores pero esos ya eran inalcanzables, a más de 500-600mts. Fui poco a poco, alcancé al que llevaba delante, y lo supere a mi ritmo, ibamos los dos igual de secos, sin gota de agua. Y ya aunque me acerqué a J.Ángel que se ve que lo habia dado todo antes, no pude alcanzarlo, lo mismo que los que él llevaba por delante. Finalmente el 18º en M30 y el 46º en la general.



Las sensaciones... un poco enfrentadas. Bien porque estuve con gente mejor que yo durante bastantes kilómetros y mal porque no supe controlar bien la respiración al ir más preocupado en no perder rueda y acabé con el flatazo que me dejó clavado. Por el resultado, igualmente contento, sin flato como mucho podría haber estado 5-10minutos por delante y eso tampoco cambia mucho las cosas, pero al menos hubiera podido disfrutar más de la carrera como lo hice en Villarta de los Montes. Esperaremos a ver qué tal en Plasencia, ahora tenemos unas semanas de descanso. Así descando también de la rodilla que la condromalacia también me ha vuelto a dar guerra y tengo la zona de la rótula inflamada.

No hay comentarios: