lunes, 28 de marzo de 2011

En Jerez tampoco pude ser.

No hay dos sin tres, de mal en peor, cuando las cosas van mal aún pueden torcerse, a perro flaco todo son pulgas, a quién madruga... patada en los.. jeje! Pues eso! Como dice la ley de Murphy: "Cuando las cosas van mal, sonría, porque siempre pueden ir peor".

Barritas energéticas... un par de euros.
Viaje a Jerez... 20-25€.
Madrugar para irte a llenar de barro a la otra punta de Extremadura.... Una moral tremenda.
La cara que se te queda tras arrancar la cala en la mitad de la primera vuelta y tener que abandonar... No tiene precio.

Jeje!

Pues esa es la sinopsis de la jornada de ayer. El día amaneció muy desagradable, con mucho viento y lluvia desde que nos juntamos en Pelín para hacer el viaje. El viaje lo compartimos Ángel y yo, así al menos se nos hacen más amenas las casi dos horas de trayecto con lluvia.

Llegamos un poco justos de tiempo a Jerez, rapidamente nos inscribimos y a dar media vuelta de reconocimiento, SÍ, hay barro, SÍ, desliza bastante, SÍ, se pega mucho. No hace falta ver mucho más, después de la subida larga, bajamos a la linea de salida dentro de la ciudad deportiva de Jerez.

Nos deseamos suerte y al ataqueeeeee. Salgo tranquilo, hoy tampoco es día para apretar mucho en la salida, hay un buen tapón a menos de 100mts y seguro que más de uno tendrá que poner pie a tierra. En la primera curva se van dos al suelo, los libramos sin problemas, y a subir por una veredita junto al muro que delimita las instalaciones. En efecto, arriba la mayoria tenemos que poner pie a tierra y aprovecho para adelantar un par de posiciones.


Primera vuelta.

Entramos en los senderos, me adelanta uno de los caidos, que a la postre quedaría segundo, y me voy detrás de él acercándome mucho al grupo. En una subida en curva algo deslizante, me abre un hueco y se me va, pero me ha dejado cerca de otros dos corredores a los que él supera sin problemas. Entramos en una zona con subidas y bajadas muy estrechas con piedras que hacen derrapar mucho la bici, pero al finalizar ese tramo fuerzo un poco y engancho con los otros dos. Durante un momento me permito respirar un poco y rebajo pulsaciones a la vez que nos acercamos al grupo que cierra mi compañero de equipo. Ya en la subida larga practicamente contactamos con ellos, pero hay que bajarse de la bici y... primeros problemas, el pie no me sale y me voy al suelo. Me cuesta engancharme y me pasan corredores de mi categoria y los primeros de otras que los tenemos ya ahí. Consigo montarme y empezar a tirar detrás de un M40 al que alcanzo logro superar, al igual que a otros corredores de las categorias que habian salido por delante. Se me engancha un palo en la rueda trasera pero sigo hasta que en otra zona que tengo que poner el pie izquierdo en el suelo... contra los arbustos, nuevamente no he sido capaz de sacar el pie. Aprovecho para quitar el palo y en marcha, otra vez con muchos problemas para meter la cala por lo que sigo un rato sin ella en una zona de bajadas peligrosas con piedras grandes muy resbaladizas. Me engancho de nuevo, llego de nuevo a los corredores que me habian superado y los adelanto cuando puedo. Así hasta la siguente vez que tengo que sacar el pie y al suelo de nuevo. Ya empiezo a sospechar que no es por el barro que el pedal no me deje quitar la cala, me hundo tanto en la carrera como moralmente y trato de rodar a un ritmo que me permita reengancharme en la carrera sin arriesgar. Así voy hasta finalizar la primera vuelta.


Inicio 2ª Vuelta.

Paso por meta, y casi en la salida del campo de fútbol veo a mi madre, me paro para darle las gafas que las tenia llenas de barro y... sí, al suelo. Definitivamente veo que la cala no está fija en la suela, intento engancharla y no puedo, veo que está torcida. Trato de seguir metiéndome en la cabeza que solo puedo sacar el pie derecho, voy hasta la subida por la calleja que da acceso a la ascensión larga del circuito pero meto la rueda trasera en una rodera y me voy hacia el lado izquiedo, como no puedo sacar el pie, me pego otro trompazo y me hago daño en la rodilla, tobillo y en la tibia. Me quedo un rato en el suelo sin poder sacar el pie y entiendo que es el momento de retirarse. Bajo hasta la calle que precede a la calleja y me siento un rato en el suelo pensando en que para esto es una tonteria seguir acudiendo al open, que cuando no es una cosa es otra, que tenia que intentar seguir, como siga me voy acabar rompiendo algo, no me j... como vas a abandonar, sí es lo más sensato,... Me levanto y me voy para meta, aunque me lo pienso y prefiero quedarme animando a mis compañeros, la carrera ha acabado para mi, pero no para ellos. Así me coloco junto al sendero a animar y ejercer de fotógrafo, aunque pronto tengo que parar por un desgracia en forma de caida de un compañero justo en la zona donde estaba. La gente acude a ayudarlo y me toca ponerme a avisar al resto de corredores que frenen un poco no se vayan a llevar por delante al compañero caido.


Ánimo Porfi.

Finalmente, Ángel 5º en M30 y Nando 4º en Senior, el podio se ha quedado cerca, en la siguiente habrá otra oportunidad para ellos y sino en la otra, y sino... Ángel, seguro que consigues uno antes de que acabe la temporada, ya sea en Rally o en Maratón. Aunque lo más importante es que sigamos disfrutando y no haya lesiones  ni caidas como la que ya he comentado y que fue la real noticia negativa. Nuestro compañero de categoria, Porfi, se fue al suelo en la tercera vuelta y la cosa pintaba muy mal para su clavícula, eso sí que es una auténtica lástima y una desgracia y no cualquier avería. Desde aquí le mando muchísimos ánimos y espero y deseo que pronto pueda estar con nosotros dando a los pedales. ¡Ánimo Porfi!

1 comentario:

Nevado dijo...

arriba ese animo angel!!! ya veras como las siguientes carreras van a venir buenos resultados!!!!